Policiales

Un muerto y dos heridos en un tiroteo entre delincuentes y un policía federal en San Cayetano

El intento de robo de una moto a un efectivo de la Policía Federal generó terror anoche en San Cayetano. Dos supuestos asaltantes menores de 20 años terminaron recibiendo heridas en su cabeza y uno de ellos murió esta madrugada. Una vecina sufrió una lesión en una pierna por el tiroteo que se desató en el lugar donde se produjo el hecho.

Según las actuaciones policiales, alrededor de las 22, el cabo José Albornoz se encontraba charlando con su amigo en Thomas Edison al 100. De pronto, cuatro jóvenes que se desplazaban en dos motocicletas, utilizando armas de fuego, intentaron quitarle la moto al federal. El efectivo se identificó y les dio la orden de alto. Eso fue suficiente para que se produjera un fuerte tiroteo.

El policía, de acuerdo a la información oficial, hirió de un disparo en la nuca a Ulises Gabriel Herrera, de 17 años que sufrió le pérdida de masa encefálica que le provocó la muerte. Albornoz realizó la denuncia y cuando llegaron los primeros uniformados contó lo que había sucedido, y entregó su arma.

FOTO GENTILEZA DE JOSÉ INESTA

Mientras los peritos realizaban su tarea, en el lugar del hecho se presentó un joven para denunciar que su madre, María Victoria Lobo, de 60 años, había sido alcanzada por una bala en el muslo mientras que se encontraba haciendo unas compras en un quiosco ubicado a dos casas donde se produjo el enfrentamiento. La mujer fue trasladada al hospital Padilla, donde fue atendida de la herida que no revestía gravedad.

Al poco tiempo de que llegara Lobo, a ese centro asistencial se presentó otro joven. Había recibido un balazo en la sien y el proyectil quedó alojado en el ojo derecho. Los pesquisas, por la ropa que llevaba puesta, lo identificaron como uno de los supuestos asaltantes.

La fiscala Adriana Reynoso Cuello quedó al frente de la investigación. Decidió dejar en libertad al Federal al entender que actuó como marca la ley. En las próximas horas le tomará declaración.

 

 

Fuente: La Gaceta