País

Avanza la causa que más preocupa a Hugo Moyano

La causa judicial que más preocupa a la familia Moyano es la que ellos no mencionan nunca en público: la que investiga el posible lavado de dinero con fondos de Independiente, el club de fútbol que ellos controlan; en la que también está involucrada una exitosa constructora creada por ellos mismos; y del sindicato de Camioneros, manejado por ellos mismos también. Basado en una dictamen de la fiscal de Quilmes, Silvia Cavallo, el juez federal Luis Armella decidió imputar por el delito de blanqueo de divisas a los conducción del club, del sindicato, y de la constructora Aconra. Son las mismas personas. Hugo Antonio Moyano. A su esposa, Liliana Zuleta. Y a su hijo, Pablo Moyano.

En base documentación y fuentes judiciales, que ese caso sobre las cuentas de los “diablos rojos de Avellaneda”, quema. La investigación se acelera por dos caminos que no son paralelos: se cruzan. Uno de los caminos, son las declaraciones del ex jefe de la barra de Independiente. El señor Pablo Álvarez, que no es una persona ajena a los métodos considerados por las normas ilegales que usan las bandas del fútbol para ganar dinero. Hoy, Álvarez está preso por otra causa. Es una pesquisa iniciada con anterioridad a la de Cavallo y Armella. Ese caso lo llevó a la cárcel como miembro de una presunta asociación ilícita integrada también con la dirigencia del club.

El expediente de Armella ya cuenta con de balances contables del club Independiente, en la que se registraron ingresos por transferencias de millones de pesos, pero de origen incierto. Este diario accedió a las declaraciones completas del señor Álvarez, realizadas ante la Justicia en ese otro caso, pero que ayudaron a Armella y Cavallo a reconstruir parte de una historia que quizás sea considerada delito. Álvarez, alias “Bebote”, con conocimientos probados de lo que significa hacerse lugar y liderar a un barra del fútbol que suele utilizar la violencia, y sus modos variables de “persuasión” para trabajar, apodó al hijo de Moyano y heredero del gremio de Camioneros como “El Salvaje”.

La causa en la que declaró el señor Álvarez la instruye el juez de garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale.

El magistrado detuvo a “Bebote”, al vice “rojo”, Nakis, y a otros barras, como Roberto Petrov, alias El Polaco, ex custodia de los Moyano.

Este diario, gracias a fuentes judiciales, pudo reconstruir cuáles son los puntos más débiles de la debilidad que preocupa a los Moyano: la plata de Independiente se mezcla con las finanzas las empresas y del sindicato que lideran los Moyano.

La hipótesis judicial es que los dichos de “Bebote” ante Vitale podrían indicar el camino a seguir a los investigadores para detectar cómo el holding empresario de los líderes de Camioneros se confunden con los del club Independiente, y viceversa. Y tal vez cómo esos ingresos de fondos millonarios al club provienen de “extorsiones” a otras grandes compañías.

Álvarez declaró ante el juez que lo metió preso, Vitale, varias veces, durante diciembre del 2017 Clarín accedió a todas las declaraciones de “Bebote” ante a la Justicia.

Fuente: Clarín

Etiquetas