Sociedad

Scania no frena sus planes de inversión en la planta de Tucumán

En la fábrica, ubicada en la localidad de Obispo Colombres, se están modernizando los procesos productivos y sumando además nuevas líneas de trabajo.

Scania, la firma sueca fabricante de camiones, buses y motores fue una de las tantas multinacionales con presencia en la Argentina afectada por la fuerte devaluación de la moneda y el regreso de las retenciones a la industria. Pero a pesar del actual contexto económico no frena sus planes de inversión en su planta de producción de Tucumán e incluso apuesta a potenciar el transporte urbano local con buses eléctricos.

“Lamentamos muchísimo lo que está sucediendo en la Argentina. Las perspectivas que teníamos en este mercado eran fuera de serie y ahora afrontamos este nuevo escenario, pero nuestros planes de expansión continúan adelante porque pensamos a largo plazo” detalló Mathias Carlbaum, vicepresidente de Scania a nivel global.

El número 2 de la compañía sueca también admitió que el mercado argentino sufrió una fuerte baja ante la devaluación, pero a la par remarcó que la empresa,que tiene presencia en la Argentina desde hace 42 años “ya atravesó otras crisis y ahora nos toca esto. Nosotros seguiremos ofreciendo productos de la más alta tecnología a este mercado”, adelantó.

“Hay clientes con compromisos de compra de unidades en un mercado dolarizado. Si hay una depreciación del 5% al 10% es manejable, pero en estas dimensiones no voy a decir que el mercado está congelado pero bajó significativamente”, detalló el ejecutivo.

En este contexto, Scania continúa adelante con su plan de inversión de alrededor de u$s10 millones en su planta localizada en la provincia de Tucumán. Allí se producen diferenciales y componentes para cajas de cambio y tiene como principal objetivo abastecer al mercado brasileño y en menor medida a Europa. En la fábrica, en la localidad de Obispo Colombres, se están modernizando los procesos productivos y sumando además nuevas líneas de trabajo, pero esto no es todo porque, en los próximos años se prevén más inversiones por cerca de u$s20 millones.

El otro proyecto que la empresa hace foco en la Argentina es el transporte urbano de pasajeros. Sin lugar a dudas Scania pica en punta en Europa proveyendo buses eléctricos y a biogás y ahora busca también que localmente se imite este modelo de éxito.

Por lo pronto, según adelantaron desde la compañía, ya cerraron un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para probar dos buses eléctricos que se moverán en CABA bajo la insignia de la línea 132,

Para más adelante quedará el objetivo de incorporar buses a biogas, el combustible no fósil que no sólo gana terreno en Europa sino también en China, y en la Argentina tiene un fuerte potencial de desarrollo.

 

Fuente: Ámbito Financiero