Policiales

Rescataron a un bebé que cayó a un pozo de cuatro metros de profundidad

En la tarde del lunes, una familia salteña vivió una jornada desesperante tras a su hijo más pequeño atrapado en un pozo.

Llamaron, alrededor de las 18, al sistema de emergencia 911 para solicitar ayuda en su vivienda, ubicada en ruta nacional 86 altura km 6, de Tartagal, dado que un bebé de un año se había caído en el interior de un pozo de, aproximadamente, cuatro metros de profundidad.

Ante la emergencia, efectivos de aquella ciudad auxiliaron al niño trasladándolo en compañía de su madre hacia el hospital Juan Domingo Perón.

El pequeño fue asistido por profesionales médicos, quienes realizaron sutura de una herida de 14 centímetros de longitud en cuero cabelludo, quedando internado en observación.

FUENTE: La Gaceta de Salta

Etiquetas