País

Facundo Moyano: “Realmente pongo las manos en el fuego por mi papá”

El diputado respaldó a su padre en medio de las denuncias.

Tres días después de que una fiscal lo imputara por presunto lavado de dinero, Hugo Moyano recibió un apoyo muy familiar. Fue su hijo Facundo el encargado de brindarle su respaldo al jefe camionero, en el programa “Podemos Hablar”. “Yo debo aclarar que hablo desde un lugar particular, soy su hijo. Y realmente pongo las manos en el fuego por él”, dijo el diputado nacional.

“Yo no soy su abogado, yo soy legislador nacional y analizo políticamente la situación, que no se puede escindir de lo judicial. Ahora, el que crea que esto es una pelea de la Justicia contra Moyano está mirando otra película. El que crea que el gobierno quiere democratizar los sindicatos o mejorar la institución sindical, también está mirando otra película”, aseguró Facundo, sobre la serie de reveses que recibió su padre.

Y continuó: “Ni los medios de comunicación, que apoyan al Gobierno, lo presentan como una pelea judicial, sino que ponen ‘El Gobierno contra Moyano'”.

El último de ellos fue la imputación realizada el miércoles por la fiscal federal de Quilmes Silvia Cavallo, que imputó a Hugo y a Pablo por presunto lavado de dinero. La causa corresponde a una investigación por maniobras en Independiente, llevada adelante por el juzgado federal de Lomas de Zamora.

“Lo que yo no puedo dejar de decir es que acá hay una cuestión política”, reafirmó Facundo, que puso la lupa sobre las posiciones recientes de su padre en debates de la agenda pública.

“Después de la marcha contra la reforma previsional aparece una denuncia contra Pablo Moyano, hecha por un tipo que es jefe de una asociación ilícita, que es el barra de Independiente, que fue metido preso con la ayuda de la comisión directiva del club. Entonces, digo: ¿Justo después de la discusión de la reforma previsional pasa esto? ¿Justo después de eso va preso Cristóbal López?”, explicó el legislador.

Luego de tomar distancia de otras situaciones particulares (“Marcelo Balcedo es un delincuente, y es empresario”), se encargó de remarcar su interpretación de la escalada judicial contra un sector del sindicalismo: “En otros casos, no puedo poner las manos en el fuego porque no tengo las pruebas ni seguí las causas de cada uno. Pero, claramente, en todas hay una intencionalidad política”.

 

Fuente: Clarín