Sociedad

El aumento salarial a los estatales tucumanos llegará al 30% y se revisará en diciembre

Los trabajadores estatales tucumanos comenzarán a cobrar desde la semana próxima el 80% de los haberes de septiembre. Según el convenio salarial, con este salario los empleados públicos ya verán incorporados en sus boletas de sueldo el 9% de incremento pautado en marzo.

Según el convenio firmado con los gremios, la Provincia concedió un 17% de aumento, a pagarse en dos cuotas (8% en marzo y 9% en septiembre). Además, se estableció una cláusula gatillo para comparar el porcentaje de suba con el índice de inflación. El primer momento de revisión está pautado para octubre, por lo que desde Casa de Gobierno ya se confirmó que una vez que el Indec difunda los datos de la inflación de septiembre (a mediados del próximo mes) de inmediato se procederá a pagar esa diferencia mediante planilla adicional.

El ministro de Gobierno, Regino Amado, estimó en una entrevista, que la diferencia a favor de los trabajadores estatales, incluidos docentes y fuerzas de seguridad, será de alrededor del 13%, con lo cual el aumento en los haberes llegaría al 30%. Luego, volverán a revisarse los salarios y el índice inflacionario, en diciembre.

“Si los tiempos nos dan, se pagará lo antes posible una vez que el Indec difunda la inflación de septiembre; seguramente en las últimas semanas de octubre. Esa es la voluntad del Gobierno, con lo cual pasaríamos a ser una de las provincias que mejor incremento salarial haya dado”, afirmó el funcionario.

Además, confirmó que ya se iniciaron los trámites en el Ministerio del Interior para cumplir con el pase a planta permanente de miles de trabajadores de las comunas rurales. “Queremos darles estabilidad”, precisó Amado. “El decreto responde a un pedido y a uno de los puntos establecidos en el acta acuerdo, que es la estabilidad laboral. La cifra de  beneficiados va a superar los 4.000, pero hay que ser cautos”, sostuvo.

El gobernador Juan Manzur, a través de un decreto fechado el jueves de la semana pasada, dio el puntapié para concretar los pases a planta permanente de aquellos trabajadores de las comunas rurales que, al 31 de diciembre de 2015, hayan registrado una antigüedad ininterrumpida de al menos tres años. Esta medida administrativa formaba parte de los acuerdos alcanzados con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) y otros sindicatos en el marco de las últimas paritarias.

 

 

 

Fuente: La Gaceta

Etiquetas