Política

Obligarán a comercios a recibir tarjetas de débito como forma de pago

El Poder Ejecutivo (PE) envió un proyecto de reforma del Código Tributario a la Legislatura en el que incluyó una serie de actualizaciones destinadas a poner la norma impositiva local en línea con las disposiciones nacionales.

Entre esas novedades figura la obligatoriedad de que los locales comerciales abiertos para el consumidor final ofrezcan a sus clientes la posibilidad de abonar a través de dispositivos electrónicos, como tarjetas de débito, además del efectivo tradicional.

El argumento de la Casa de Gobierno es atacar la economía informal que opera en esta jurisdicción y reducir el impacto de la evasión que en ocasiones permite el uso del dinero en efectivo.

Desde abril pasado rige en todo el país una disposición de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que tiene idéntico objetivo. De hecho, el organismo nacional está habilitado a imponer multas de hasta $ 30.000 a los comerciantes que no cumplan con el uso del posnet.

Pero la medida aún no es operativa en el ámbito de la Dirección General de Rentas (DGR). Si el proyecto con las modificaciones tributarias es sancionado por la Legislatura, sólo restará la reglamentación de la norma para que pueda empezar a aplicarla.

La semana pasada, el gobernador Juan Luis Manzur y el ministro de Economía, Eduardo Garvich, firmaron la propuesta legislativa para efectuar nuevos cambios a la ley 5.121 (del Código Tributario), vigente desde 1979.

La iniciativa expresa la “necesidad de contar con un sistema jurídico tributario previsible, estructurado, actualizado y perfeccionado continuamente”. Señala además la necesidad de “lograr la uniformidad normativa y la armonización (del Código Tributario) tanto con el Código Civil y Comercial de la Nación, como con las nuevas normas de procedimiento tributario nacional y las disposiciones locales de las jurisdicciones provinciales”.

Pocos artículos

El proyecto de ley cuenta con cuatro apartados básicos.

Los tres primeros establecen nuevas redacciones sobre un total de 43 artículos de los 359 con los que cuenta el Código Tributario de la Provincia. Entre ellos se incluye el cobro al Impuesto sobre los Ingresos Brutos, con una alícuota del 5%, a los servicios de la denominada “economía digital”, como la provisión de Netflix y Spotify. Los usuarios suelen abonar estas prestaciones mediante tarjeta de crédito, lo que facilita la recaudación impositiva. También abarcará las actividades de juego que se desarrollen a través de plataformas tecnológicas, como ruleta online, black jack, baccarat, punto y banca, póker mediterráneo, video póker online, siete y medio, hazzard, monte, rueda de la fortuna, seven fax y bingo.

En el marco de esas “actualizaciones” tributarias es que aparece el cuarto y último artículo del proyecto del Ejecutivo.

“En línea con lo establecido por el Estado Nacional y otras jurisdicciones provinciales, se dispone la obligatoriedad de habilitar medios de pago con tarjeta de débito a través de terminales de pago electrónico, para operaciones efectuadas a consumidores finales”, señala la iniciativa. Y advierte que la medida “apunta a fomentar la formalización de la economía y la bancarización, así como a desalentar las operaciones en efectivo, dado que las mismas pueden estar acompañadas por la falta de facturación, con la consecuente evasión tributaria”, indica el proyecto de Manzur.

En concreto, esta medida alcanza a “personas humanas, sucesiones indivisas, sociedades con o sin personería jurídica y demás entes que realicen operaciones a título oneroso destinadas al expendio o prestación de bienes o servicios a consumidores finales”. ¿Cuándo comenzará a ser operativo y cuáles serán los alcances de la medida? Esa es la parte que no está estipulada en la propuesta, aunque aclara que “el Ejecutivo reglamentará la obligación” de instalar el posnet. Eso sí: tampoco fija plazos para el dictado del texto complementario.

Mayores a $10

Desde abril pasado, la AFIP obliga a todos los comercios del país a aceptar tarjetas de débito para compras superiores a los $ 10. Quienes incumplan la normativa del ente nacional pueden recibir multas de entre $ 300 y $ 30.000, y clausuras de tres a 10 días. Están exentos los comercios situados en localidades con menos de 1.000 habitantes.

Desde que comenzó a regir esa disposición de AFIP, entidades que nuclean a comerciantes y empresarios tucumanos protestaron por los altos costos de comisión que implica el uso del posnet y por la tecnología que se requiere para su funcionamiento, como conexión de red telefónica o acceso a internet. Por eso, será clave para el sector privado conocer los pasos que dará el Poder Ejecutivo para la instrumentación de este sistema en los comercios de Tucumán.

Fuente La Gaceta