Política

El Presidente de la Corte volvió a instar al Ejecutivo a que resuelva la crisis carcelaria

Foto de diario La Gaceta

Daniel Posse se reunió con el ministro de Seguridad Claudio Maley. Reconoció que hay cuestiones que no pueden cambiarse de un día para el otro pero remarcó la lentitud con la que está respondiendo el Gobierno para resolver el problema.

Las acciones del Poder Ejecutivo para revertir la crisis carcelaria, como las obras en comisarías; la reforma del Código Procesal Penal de Tucumán; y los últimos casos de inseguridad. Estos fueron los temas que el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Daniel Posse, y el ministro de Seguridad Ciudadana, Claudio Maley, trataron ayer en una reunión protocolar que se realizó en la Jefatura de la Policía.

El titular del máximo Tribunal expresó que hubo consenso también en la posibilidad de conformar una mesa permanente de diálogo para resolver los problemas de inseguridad. “Sabemos que vivimos situaciones complejas, que no se resuelven de un día a otro”, enfatizó.

Respecto de la respuesta del PE al habeas corpus correctivo por la crisis carcelaria, Posse afirmó que el Gobierno “va respondiendo con mucha lentitud”. “Se lo he manifestado al ministro (Maley). Pero también lo manifesté ante los responsables políticos, que son el gobernador (Juan Manzur) y los miembros del PE. Constantemente instamos a que la situación sea resuelta, ya que la crisis carcelaria provoca que haya casi 1.000 personas en comisarías y eso genera que los policías deban cumplir con la misión de carcelero. Eso mengua la posibilidad de atender otras cosas”, manifestó.

En 2015, la Corte había dictado el habeas corpus correctivo porque había 700 detenidos en las dependencias policiales; mientras que en marzo de este año puso plazo para la concreción de diferentes medidas. Se dispuso que la seccional 11ª y la Dirección de Investigaciones sean clausuradas para el alojamiento de detenidos, y le otorgó un plazo de 30 días al PE para que habilite la unidad 10 del Servicio Penitenciario. Allí debieron ser alojados los detenidos con prisión preventiva firme para descomprimir las comisarías 1, 4, 8, 12 y 13.

Posse recalcó ayer que las dependencias se han convertido en unidades penitenciarias “con condiciones muy malas no sólo para los presos, sino también para los efectivos policiales”.

Necesidad

Por otro lado, los representantes de los dos poderes hablaron de la reforma del Código Procesal Penal. “Hay que escuchar a la Policía para que la reforma sea positiva para la ciudadanía”, expresó el titular de la Corte.

En esa línea, el ministro Maley hizo hincapié en la “participación de la Policía” en la reforma del Código.

“El Ministerio de Seguridad y la Policía deben estar presentes. La fuerza de seguridad es la que trabaja primero en el terreno. Es el primer actor que llega al lugar del hecho e inicia las tareas relacionadas a la preservación del espacio: las pruebas y las instrucciones judiciales”, destacó.

Por otro lado, Maley confirmó que, mediante Decreto, se asignó una gran parte de los fondos que se habían obtenido de la venta de las acciones del Estado provincial del Banco del Tucumán-Grupo Macro. “Se destinarán a la adquisición elementos de seguridad, de protección”, afirmó.

Fuente La Gaceta