Salud

Golpes de calor: cómo detectar y qué se recomienda hacer

¿En qué consiste exactamente el golpe de calor? ¿Cómo se detecta a tiempo? ¿Cuáles son sus síntomas? ¿Cómo actuar en caso de verse afectado?

Los síntomas

Los síntomas del golpe de calor pueden aparecer tanto en el momento propio de la exposición al sol como horas o días después de ese momento.

En días de un calor abrumador, como hoy, es primordial estar alerta a cualquier tipo de alteraciones del organismo. El más mínimo síntoma fuera de lo normal puede funcionar como un llamado de atención para la salud de uno.

Los principales síntomas son:

  • Sed intensa y sequedad en la boca
  • Temperatura mayor a los 39 °C (medida en la axila)
  • Sudoración en exceso
  • Sensación de calor sofocante
  • Piel seca
  • Agotamiento, cansancio o debilidad
  • Mareos o desmayo
  • Vértigo
  • Calambres musculares
  • Agitación
  • Dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos
  • Dolores de cabeza
  • Estado de confusión o desorientación

Cómo prevenirlo

En el caso de los adultos, la mejor manera de evitar el golpe de calor en zonas de altas temperaturas es evitar bebidas con cafeína o azúcar en exceso, bebidas muy frías o muy calientes, bebidas con alcohol (que aumentan la temperatura corporal y las pérdidas de líquido) y evitar una actividad física intensa.

Para evitar que el golpe de calor afecte a un niño, es importante mantenerlo bien hidratado durante todo el día. También se recomienda mojarles la cabeza de manera constante (especialmente la nuca), tratar de evitar su contacto con el sol en el mediodía, evitar permanecer mucho tiempo en un vehículo estacionado y cerrado y proponerles juegos de una actividad física tranquila.

Cómo se debe actuar en el caso de sufrirlo

Ante un cuadro confirmado de golpe de calor, es muy importante actuar con rapidez. La primera acción es intentar bajar la temperatura corporal de la persona afectada con hielo o un baño de inmersión en agua muy fría.

Además, se recomienda:

  • Ofrecer agua fresca
  • Trasladar a la persona a un lugar fresco y ventilado
  • No administrar medicamentos antifebriles
  • No friccionar la piel con el alcohol

 

 

 

Fuente: El Liberal

Etiquetas