Mundo

Piden pena de muerte para el autor del atentado en Nueva York en el que murieron cinco argentinos

A poco de cumplirse un año del atentado terrorista en Nueva York que costó la vida a ocho personas, entre ellas a cinco amigos argentinos, el Gobierno estadounidense ha pedido la pena de muerte para su autor, el uzbeko Sayfullo Saipov.

Saipov, de 30 años, fue inculpado de 22 cargos por la Justicia Federal en noviembre último. El atentado del que se lo acusa fue el más mortífero cometido en Nueva York desde los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La Fiscalía informó al juez del caso, Vernon S. Broderick, de la corte federal en el distrito de Manhattan, que si Saipov es hallado culpable en el juicio, previsto para comenzar el 7 de octubre del 2019, entonces pedirán la pena de muerte.

El uzbeko Sayfullo Saipov

De acuerdo con la Fiscalía, el acusado, un seguidor del grupo terrorista ISIS según han señalado las autoridades, no ha mostrado arrepentimiento y una cadena perpetua sería peligroso si continúa apoyando al Estado Islámico desde prisión, señalan los medios locales.

El Departamento de Justicia hizo la recomendación de la pena de muerte el pasado jueves y la Fiscalía lo informó al juez Broderick, una decisión que fue refutada por los abogados de Saipov.

La defensa de Saipov había ofrecido a la Fiscalía una declaración de culpabilidad de su cliente a cambio de cadena perpetua para evitar la pena de muerte, lo que no fue aceptado por las autoridades.

Tras los atentados, el 31 de octubre del 2017, el presidente Donald Trump pidió la pena de muerte para Saipov a través de Twitter.

El abogado del uzbeko, David Patton, ha reclamado que el secretario de Justicia, Jeff Sessions, ha querido complacer al mandatario pidiendo la pena capital como castigo, para mantener su trabajo, señala además la prensa local.

El 31 de octubre del 2017 la ciudad volvió a paralizarse tras conocer que un hombre había atropellado con una camioneta a ciclistas y transeúntes en una tranquila zona del bajo Manhattan, no muy lejos de la llamada zona cero, donde ocurrieron los atentados contra las Torres Gemelas. 

De las ocho personas asesinadas por Saipov, cinco eran argentinos que estaban de viaje y tres residentes de Manhattan. Los argentinos conformaban un grupo de diez amigos, que habían viajado a Nueva York para celebrar los 30 años de graduación en el colegio Politécnico de Rosario.

 

 

 

Fuente: El Tribuno