Política

Por fallas la Municipalidad no aceptará los puentes de Córdoba y Mendoza

Fuente de diario La Gaceta

Los puentes peatonales que complementan la construcción de los túneles de las calles Córdoba y Mendoza ya están en condiciones de ser transferidos a San Miguel de Tucumán. Autoridades de la Municipalidad, sin embargo, anticiparon que no los aceptarán porque el conjunto de obras no está finalizado y presenta diversas deficiencias.

“La transferencia sería deshacerse y tirarle la pelota a otra jurisdicción para que se haga cargo y enmiende los errores y las fallas de la gestión de la Provincia”, disparó el secretario de Gobierno municipal, Walter Berarducci.

Semanas atrás, el Tribunal de Cuentas (TC) había solicitado información complementaria a la Secretaría de Obras Públicas de Tucumán para que explique el estado de situación de la obra debido a que se habían detectado algunas grietas en las rampas de acceso a los puentes construidos por la firma Di Bacco. El pasado jueves 27 de septiembre, en tanto, a través del acuerdo N° 4.356, el TC señaló que se comprobó que las observaciones efectuadas a las rampas corresponden a los contratos de los túneles de calles Mendoza (Tensolite) y Córdoba (Ingeco), “por lo que desde lo técnico no se advierten observaciones que formular a la recepción definitiva de los puentes peatonales, troneras de acceso y pérgolas”.

El subsecretario de Obras Públicas de Tucumán, Daniel Rivero, explicó que con el pronunciamiento del TC se aprobó la recepción definitiva de los cruces peatonales por parte de la Provincia. “La obra corresponde solamente lo que sería el puente en sí. La llegada al puente, que es el terraplén donde se produjo el asentamiento, no corresponde a la obra del puente peatonal; eso corresponde a los túneles”. Detalló que, de esta manera, se da por finalizado el período de vicios ocultos y la empresa Di Bacco queda liberada. “Eso nos permitiría formalizar el traspaso hacia la Municipalidad. No tendría que llevar tiempo, ya que desde el punto de vista técnico no hay observaciones”, remarcó el funcionario.

Desacuerdo

Lejos de tomar con agrado la inminente transferencia de los puentes peatonales -cinco años después de iniciadas las obras-, Berarducci adelantó que la Municipalidad no aceptará nada hasta tanto esté el proyecto general esté finalizado y en condiciones óptimas. “No puede haber una transferencia ni una aceptación parcial de una obra; hay que tomarla a la obra en su integridad, y en su integridad está incompleta, con fallas constructivas y operativas. El tema de las inundaciones (en los túneles) no es por lluvia sino porque no son suficientes las bombas para el desagote de las napas”, cuestionó.

“Son cosas que pasan”

Berarducci dijo que sería una “irresponsabilidad y una imprudencia” por parte de la Municipalidad hacerse cargo de una obra que “lo único que demostró es la ineficiencia e inoperancia en la realización y la concreción de obras por parte de la Provincia”. “Parafraseando al señor gobernador, podríamos decir que ‘son cosas que pasan en Tucumán’”, ironizó, en referencia a las declaraciones de Juan Manzurluego de que se desplomara un puente cuando un camión cruzaba el Canal Sur. Y agregó: “los vecinos y ciudadanos de San Miguel de Tucumán no podemos soportar con los recursos municipales la mala construcción, control y manejo de la obra”. Como ejemplo, enumeró que los pasos subterráneos siguen sufriendo inundaciones, principalmente el cruce de calle Córdoba. Además, remarcó que son visibles los quiebres en el hormigón de la calzada en el sector de acceso.

Consultado sobre el inconcluso Paseo del Bicentenario, que fue anunciado para parquizar y revalorizar las adyacencias de los túneles, Berarducci dijo que no se podrá ejecutar hasta tanto la obra general esté concluida. “No se va a mantener mobiliario urbano, juegos o una pista de salud si no se lo ha terminado; de parte del Municipio la predisposición es absoluta, pero no vamos a ser los tontos de la bolsa”, finalizó el funcionario municipal.

Puntos Clave

1. Las obras para eludir playa de maniobras del ferrocarril Belgrano Cargas comenzaron a ser ejecutadas en noviembre de 2013.

2. El túnel de calle Córdoba fue inaugurado en octubre de 2016, mientras que el de Mendoza quedó habilitado al tránsito en junio de 2017.

3. Se instalaron cuatro bombas que extraen unos 120.000 metros cúbicos de agua por hora para evitar que ingrese al ducto. Sin embargo, a veces hay fallas.

Fuente La Gaceta