Política

La ex delegada de Garmendia deberá pagar más de $7 millones al Tribunal de Cuentas

En la comuna rural de Garmendia afirman que están confiados en ponerse al día pronto. Pero, mientras tanto, el Tribunal de Cuentas (TC) emitió una resolución que ordena el pago de una suma millonaria para compensar al erario.

A través del acuerdo 4.352, firmado el jueves pasado, el ente de contralor dictó un cargo fiscal de $7,44 millones contra la ex delegada rural, Angélica Manzanedo, y su secretario habilitado, Rubén Gustavo Pereyra. La medida administrativa está enmarcada en un juicio de cuentas iniciado el año pasado, a raíz de la falta de regularización de erogaciones concretadas sobre el cierre de su última gestión, entre 2014 y 2015.

“Se hizo el descargo que correspondía; obviamente quedaba a observación del Tribunal de Cuentas, pero lo que nos pidieron se presentó en tiempo y forma”, señaló Pereyra, quien concurrió el viernes a la sede del ente de control para resolver la situación.

Bimestrales

Las 93 comunas rurales de la provincia elevan rendiciones bimestrales al TC, que está integrado por Miguel Terraf (presidente), Marcelo Vidal Sergio Díaz Ricci(vocales). De esa manera, justifican la aplicación de los recursos que reciben por partidas federales (por lo general destinadas a obras) y de origen provincial (se las aplica a sueldos y servicios y, de haber remanentes, a mejoras urbanas).

En diciembre de 2017, a través del acuerdo 5.034 el TC inició el juicio de responsabilidad contra Manzanedo y Pereyra por la falta de comprobantes por poco más de $ 8 millones. El 19 de marzo de 2018, mediante el acuerdo 862, el ente de control declaró la rebeldía de los involucrados, ya que no se habían presentado ante esa sede, por lo que su caso fue publicado en el Boletín Oficial. En abril pasado, Pereyra elevó al TC “dos biblioratos y tres carpetas celestes”. A partir de esa documentación, según el acuerdo 7.352, se redujo el monto a rendir a $ 7,44 millones.

En la actualidad, la comuna de Garmendia está a cargo del histórico dirigente peronista José “Gallito” Gutiérrez, hijo de Manzanedo y padre del legislador oficialista Leoncio Gutiérrez. Al suceder a su madre, el hoy comisionado rural ratificó en el cargo a Pereyra.

El secretario habilitado señaló a este diario la documentación faltante ya fue elevada. “Me dijeron (en el TC) que los expedientes deben seguir su curso natural. Al final, cuando se complete todo (el trámite), va a quedar cerrado. Esto (en alusión al cargo fiscal) no es algo definitivo, sino que aún está abierto”, señaló Pereyra. Agregó que, tras ser notificado del acuerdo 4.352, se presentó el viernes ante los contadores fiscales para aclarar la situación. “Se trata de obras hechas por administración y de unos papeles relativos a los sueldos. Cuando llegue el descargo al expediente de origen vamos a quedar saldados”, insistió Pereyra.

Fuente La Gaceta