País

Estafan a jubilados santiagueños prometiéndoles la Reparación Histórica

Tres nuevas denuncias están siendo investigadas en el ámbito de la Justicia, por supuestas estafas a beneficiarios de la Anses a quienes los llamaron por teléfono y les avisaron que estaban en condiciones de percibir la “Reparación Histórica”. Según revelaron las fuentes consultadas, las dos primeras denuncias llegaron a la División Delitos Económicos días atrás.

Dos hombres, de 55 y 57 años, residentes en la capital santiagueña, se presentaron en el mencionado organismo policial. Los damnificados revelaron que minutos antes había concurrido a la Anses para hacer un seguimiento sobre el dinero que debía cobrar y allí descubrieron que habían sido estafados en 70.000 pesos cada uno de ellos.

Las fuentes revelaron que el modus operandi para los dos primeros casos, fue el mismo. Las víctimas recibieron un llamado telefónico en el que les informaban que estaban en condiciones de cobrar el dinero del beneficio otorgado por la Nación. Sin imaginar que todo era un fraude, los damnificados obedecieron a esa voz masculina detrás de la línea, que sostenía que era empleado del mencionado organismo, y siguieron a rajatabla las instrucciones. De esta manera, las víctimas solicitaron un préstamo de 70.000 pesos.

Una vez que les aprobaron la operación, los llamaron cuando se encontraban en el cajero automático y los hicieron transferir el dinero a una cuenta del Banco Hipotecario. Días después cuando quisieron saber cómo seguía el trámite se dieron cuenta de que habían sido víctimas de una estafa, ya que en la sede de la Anses, ubicada sobre calle 25 de Mayo, no existía tal información.

La tercera denuncia provino de una mujer, quien también recibió un llamado telefónico. Pero ella se encontró con un supuesto empleado de la Anses en un cajero automático y éste la hizo extraer 25.000 pesos. El malviviente se los llevó. Ahora la Justicia realiza una minuciosa investigación para dar con los acusados. Según se supo uno de ellos estaría identificado.

Fuente El Liberal