Política

La oposición cuestiona a la Provincia por no incluir obras en el Presupuesto 2019

Mañana, a partir de las 8.30, los legisladores volverán al recinto de sesiones para tratar -entre otros asuntos- la ampliación del Presupuesto de la Provincia para 2018, a pedido del Poder Ejecutivo (PE). Si bien el oficialismo cuenta con los números necesarios para darle sanción a la iniciativa, desde la oposición ya surgieron críticas a la política financiera del Gobierno.

El vicegobernador, Osvaldo Jaldo, anticipó que si bien el temario tiene unos 14 proyectos de ley y cerca de una docena de resolución, la propuesta que sumará $ 9.170 millones a los recursos totales del Estado provincial está entre las “más importantes” de la jornada parlamentaria. “Se realiza por el incremento de los recursos coparticipables y de los recursos propios de la Provincia”, detalló el referente oficialista. La mayor parte de esos fondos estará destinado al pago de sueldos, añadió Jaldo. “Tanto para el incremento acordado con los gremios como para la cláusula gatillo (que se aplica por la inflación)”, sostuvo el vicegobernador a la prensa.

El proyecto girado por el gobernador, Juan Luis Manzur, fija como monto definitivo para el Presupuesto de ejecución en curso un total de $ 76.600 millones. La comisión de Hacienda y Presupuesto, que preside el oficialista Juan Antonio Ruiz Olivares, emitió el dictamen favorable el jueves pasado.

Silvio Bellomío, peronista de Cambiemos y vicepresidente de ese grupo de trabajo, objetó la decisión financiera del Ejecutivo. “Se cae una de las grandes mentiras del gobernador. Él dice que la Nación discrimina a Tucumán. Pero en los propios fundamentos del proyecto, que el mismo Manzur firmó, se justifica el incremento con el aumento de la coparticipación federal. Existe una política nacional sobre la redistribución de los fondos coparticipables”, señaló el ex secretario de Hacienda del amayismo.

Además, se refirió a la suba de la recaudación de los tributos provinciales. “El incremento en los recursos propios es lógico: en diciembre pasado, cuando la Provincia adhirió al Consenso Fiscal, se aumentó la alícuota general del Impuesto sobre los Ingresos Brutos al 5%. Es decir: no mejoró la administración de la Dirección de Rentas; al contrario, recauda cada vez peor. Lo que aumentó en Tucumán es la presión fiscal, y esta no es una consecuencia que sea para festejar”, planteó Bellomío. A la vez, consideró “grave” que los fondos sean destinados sólo a salarios. “El propio ministro de Economía (Eduardo Garvich) cuando visitó la comisión de Hacienda el año pasado y afirmó que más del 85% del Presupuesto de la Provincia es para sueldos y el resto, para gastos corrientes. No hay inversión para expandir la economía”, señaló el peronista de Cambiemos.

Alberto Colombres Garmendia (Pro-Cambiemos) objetó que la iniciativa de la Casa de Gobierno no contenga los detalles de las partidas a las que están destinados los recursos. “Los artículos sólo solicitan el incremento presupuestario de $ 9.170 millones y que se lo apruebe como ley. No sabemos si va a sueldos o a qué”, detalló el dirigente macrista. Consideró “triste que todos los fondos provinciales sean destinados a sueldos y a gastos corrientes”. Y diferenció la gestión “K” de la administración actual en la Casa Rosada. “Antes, la Nación coparticipaba el 23% de los impuestos y los gobernadores, para hacer obras, requerían partidas discrecionales. Hoy se coparticipa el 35% de los impuestos y por eso las provincias tienen superávit. Por eso, es una locura que el Gobierno tucumano se limite a pagar sueldos, en lugar de proyectar obras”, reclamó.

Fuente La Gaceta