Policiales

Asesino volvió a Tucumán para el sepelio de su hermano y fue arrestado

Un prófugo de la Justicia, que llevaba dos años y medio evadido, fue capturado por la Policía cuando regresó a la provincia para despedir a su hermano que acababa de fallecer. Se trata de un tal “Gorrión“, de 25 años. Sobre él pesaba un pedido de captura a nivel nacional ya que está acusado de haber asesinado a Diego Arauz de un disparo en la nuca. El crimen fue cometido el 22 de enero de 2016 durante un enfrentamiento armado que se desató en Las Heras al 4.500.

Personal de la división Búsqueda y Captura de Prófugos estaba tras los pasos del presunto homicida desde el año pasado. Según habían podido averiguar, “Gorrión” se habría fugado hacia Buenos Aires, pero no conseguían localizar el lugar exacto donde se encontraba.

Pero un motivo de fuerza mayor lo obligó a regresar a Tucumán: la semana pasada falleció su hermano y quiso estar presente en el sepelio. Tras realizar tareas de vigilancia, los policías lograron determinar que se alojaba en la casa una tía, situada en el barrio Néstor Kirchner, y que en estos días regresaría a Buenos Aires.

Para evitar que volviera a abandonar la provincia, el comisario Daniel Robles y el oficial Daniel Brito se acercaron a la zona en un automóvil particular y lograron divisarlo cuando circulaba en una motocicleta.

Al advertir la presencia de los policías, “Gorrión” intentó huir pero perdió el control del rodado y cayó al piso. Entonces comenzó a correr y los vecinos salieron en su defensa. Fuentes policiales indicaron que consiguieron reducirlo bajo una lluvia de piedras y cascotes para ponerlo a disposición de la Justicia.

FUENTE: La Gaceta