Política

Presentaron un proyecto para crear una defensoría del pueblo en el municipio capitalino

La iniciativa es impulsada por el concejal peronista José María Franco.

Auxiliar a los vecinos de San Miguel de Tucumán por reclamos cuando los servicios públicos presentan deficiencias y recepcionar los reclamos al municipio. Con ese fin, un concejal de la oposición presentó un proyecto de ordenanza para que la Capital cree el despacho de Defensor del Pueblo. “Todos los funcionarios municipales dicen que la ciudad es la quinta en importancia en el país, por qué hay ciudades mucho más chicas que tienen sus defensores del pueblo municipales y nosotros no lo tendríamos”, planteó el peronista José María Franco.

En los considerandos de la iniciativa, se aclara que el ombudsman municipal tratará problemas de orden municipal pero podrá recepcionar la denuncia y remitirla al Defensor del Pueblo de la provincia, si el caso afecta a ciudadanos de todo Tucumán.

“La creación del defensor del pueblo municipal no es una idea innovadora, esa institución está presente en mucho municipios argentinos, como en Río Cuarto, Corral de Bustos, Villa María (todas en Córdoba), Santiago del Estero y La Banda (Santiago del Estero), La Plata (Buenos Aires), y Concordia y Paraná (Entre Ríos)”, continúa el proyecto. “Es una forma de darle seguridad a los habitantes de la ciudad”, insistió el concejal.

Al igual que el titular de la Defensoría del Pueblo provincial, la defensoría municipal debe cubrirse por una persona que no ejerza otro cargo en la función pública o que se dedique durante la gestión a la actividad comercial, laboral o profesional con excepción de la docencia. El ombudsman no podrá estar afiliado a ningún partido político, gremio o sindicato. Tampoco podrá tener vínculo con empresas, sociedades o personas jurídicas o físicas vinculada con la municipalidad. El cargo será ejercido por cinco años y los aspirantes deberán ser propuestos al Concejo Deliberante, quien deberá aprobar el pliego con dos tercios de los votos, es decir, 12 de 18 voluntades.

Si bien la iniciativa aún no inició su tratamiento en la comisión de Peticiones y Poderes, presidida por el opositor Ricardo Bussi, desde la Municipalidad cuestionaron la propuesta.

“No nos tenemos que olvidar que nuestra Constitución tiene la creación de ese despacho y le da rango constitucional al defensor del pueblo para toda la Provincia. Esa figura, el ombudsman provincial, ya satisface la necesidad o inquietud que plantea el concejal”, respondió el secretario de Gobierno, Walter Berarducci.

El funcionario capitalino insistió en que la ordenanza implicaría la superposición de instituciones. “No es conveniente repetir estructuras burocráticas, porque lo único que hace es incrementar el gasto público, sobre todo cuando las competencias ya están asignadas”, consideró Berarducci. Y agregó: “esto es contraproducente en estos tiempos de la política, en que el gasto público debe ser austero, responsable y medido”.

 

Fuente: La Gaceta