Política

Lo que se avecina para el transporte público es caótico, advierte Berreta de Aetat

Jorge Berreta es el vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán y dijo que sin el subsidio de Nación, que se elimina en 2019, viajar en colectivo costaría $42. No habrá más corte del servicio pero, sin una solución, la crisis llevará a despidos y a la precarización del servicio.

Un dólar eso es lo que costará un sólo viaje en colectivo en Tucumán y en el resto del país con la quita del subsidio que anunció Nación para 2019. “Todos los lugares del mundo con un transporte digno y regular está subsidiado, esto no es un invento argentino” disparó el empresario.

La crisis se siente, y con más fuerza, en el interior, es por eso que desde la UTA (Unión Tranviarios del Automotor) a nivel nacional resolvió iniciar un plan de lucha que restringió el servicio de colectivos desde las 22 de anoche hasta las 6 de hoy. Decían que la medida iba a repetirse pero se firmó un acta acuerdo en Buenos Aires donde le dan un plazo de cuatro días a las empresas para pagar lo adeudado a los trabajadores, de esta manera queda suspendida, durante ese tiempo al menos, la protesta asegura Berreta.

“Esto recién empieza, lo venimos diciendo, lo que se avecina para el transporte público es caótico” alerta el empresario.

Ahora las empresas están trabajando a pérdida, tomando créditos para cumplir con las obligaciones básicas como por ejemplo el pago de sueldos a los trabajadores y no descartan todavía reducir frecuencias agregó Berreta.

En total son 4 mil las familias que dependen de la actividades, entre choferes, mecánicos, administrativos y más, detalla Berreta, anticipando que el servicio se va a precarizar. “Hoy no es precario, tiene falencias, pero vamos a uno precario como Bolivia, Perú” señaló.

Pidió a los funcionarios que revean la situación de lo contrario habrá despidos a partir de enero, cuando la Nación deje de enviar los subsidios.