País

Salta: la internaron por una úlcera pero se contagió meningitis, falleció

Tremenda situación que estaba viviendo la familia de Mery Sánchez, una empleada del hospital Del Milagro a la que internaron por una úlcera pero contrajo meningitis. En aquel momento Mery, que ya llevaba tres meses enferma, había sido derivada a terapia intensiva del mismo nosocomio donde contrajo la enfermedad. Ayer, su familia comunicó la triste noticia: Mery falleció a la 0.30 y su familia fue notificada dos horas después de su deceso.

“El certificado de defunción dice que mi hermana murió por un paro cardiorrespiratorio, luego de padecer una meningitis, para la cual no tuvo el tratamiento que correspondía”, contó Yolanda Giménez, hermana de Mery.

Durante un breve diálogo con este medio, Yolanda destacó que durante estos últimos días no se logró ningún avance con respecto al tratamiento que debía recibir su hermana. “En el hospital los médicos no nos dicen nada, solo hay maltrato”, expresó la mujer que contó sobre las cientos de puertas que su sobrina, la única hija de Mery, tocó para poder conseguir el medicamento que su madre requería.

El 25 de septiembre los médicos les indicaron a los familiares de Mery que debían suministrarle cuatro ampollas diarias de Anfotericina Liposomal durante 14 días. Es decir un total de 56 ampollas, cuyo valor de mercado es de once mil pesos cada una. Esto totaliza un monto de $616.000, imposible de afrontar por la familia.

 

 

Fuente: El Tribuno