País

Detienen a uno de los narcos más buscados y que tenía vínculos con bandas tucumanas

Distintas investigaciones lo señalaban como el proveedor de las organizaciones lideradas por César Trayán y Carla "La Jefa" Sánchez.

El Gobierno nacional había ofrecido una recompensa de $ 1,5 millón para la persona que aporte datos del paradero de Federico “Morenita” Marín, uno de los narcos más buscados del país desde que se desarticuló una megabanda en Itatí, Corrientes. Y personal de Gendarmería Nacional lo detuvo este viernes cuando se encontraba en la casa de su ex esposa, ubicada en esa provincia.

Según publicaron distintos medios del litoral, efectivos de la fuerza de seguridad nacional contaban con datos que lo ubicaban en ese lugar y rodearon la vivienda. “Morenita” intentó huir hacia una casa vecina, pero rápidamente lo redujeron.

El papel que desempeñaba Marín en el mundo del narcotráfico era clave para bandas de distintos puntos del país, incluida Tucumán. Distintas investigaciones lo vincularon con las organizaciones lideradas por César Trayán y Carla “La Jefa” Sánchez, ambos condenados por ese delito.

Estuvo preso en Tucumán

“Morenita” había sido detenido en agosto de 2011 en un campo de la localidad de Villa Fiad, en Leales. Los pesquisas, al ingresar al inmueble que estaba rodeado por un muro de entre tres y cuatro metros de alto, encontraron unos 500 kilos de marihuana que habría sido trasladada por el correntino. Además, estaban allí compradores, la mayoría de ellos tucumanos.

Marín intentó escaparse al poco tiempo de haber sido detenido. Según consta en el expediente, habría intentado sobornar a los policías de la seccional 7°, ya que le dejaron abierta la puerta del calabozo que ocupaba. No pudo abordar el auto que lo esperaba en la plaza de Villa Luján porque un uniformado, que no habría participado en el arreglo, lo descubrió cuando estaba a punto de escaparse.

Fue trasladado hasta el penal de Villa Urquiza donde estuvo detenido hasta que se le venció la prisión preventiva. Recibió permiso para regresar a su provincia, con la condición que se presentara un vez por mes. Lo hizo un par de veces, pero después nunca más regresó, por lo que se ordenó su captura.

También está acusado de ser uno de los integrantes de la banda, que era liderada por el intendente Natividad Terán, actualmente detenido por esa causa.

 

Fuente: La Gaceta