Deportes

Bielsa le donó a Newell’s un hotel de más de 2,5 millones de dólares

El sueño de tenerlo nuevamente en el banco de suplentes aún no se cumplió. Pero el legado de Marcelo Bielsa está siempre presente en la vida deportiva de Newell’s, su único gran amor. El próximo 3 de noviembre, el club rosarino inaugurará un hotel en el complejo de Bella Vista, donde se entrena el plantel profesional y también lo hacen las Divisiones Inferiores. La obra es una donación del Loco, quien aportó más de 2,5 millones de dólares.

La construcción, una inmensa mole de 2.000 metros cuadrados, lleva el nombre de Jorge Bernardo Griffa, otra gloria de la institución. El anhelo de tener un hotel propio -el plantel se concentra desde hace años en un complejo ubicado a las afuera de Rosario- se hizo posible gracias al enorme gesto que tuvo el hoy entrenador del Leeds United, de la segunda división inglesa.

Las tareas comenzaron en 2014 bajo la supervisión de la hermana del entrenador, la arquitecta María Eugenia Bielsa, en colaboración con Pedro Soria (sobrino de Bielsa). Fue pensado y diseñado como un hotel para deportistas, con características y detalles de los campos deportivos europeos. Fiel a su perfil bajo, el Loco nunca se adjudicó la obra ni hizo ninguna mención pública sobre su donación. La esperada inauguración se llevará a cabo en el marco de las celebraciones por los 115 años de vida de la institución, que se cumplirán el próximo 3 de noviembre. Será a las 20 con una fiesta exclusiva para 120 personas, con show en vivo y tarjetas de ingreso que cuestan entre 24 y 30 mil pesos.

Una de las habitaciones para los jugadores de Primera División. Bielsa donó más de 2,5 millones de dólares para construir la concentración a nuevo. (Gentileza: La Capital).

“Esta gran obra que enaltece la infraestructura del predio que el club tiene en Bella Vista, fue una donación de Marcelo Bielsa, cuya construcción civil estaba finalizada desde hace algunos meses pero restaban solucionar cuestiones de infraestructura para la provisión de los servicios, así como completar todos los accesorios del interior del edificio. Temas que quedaron a cargo del club, tanto en gestión como en inversión. Uno de los objetivos de esta CD fue la de inaugurar el hotel y ponerlo en funcionamiento con el objetivo de honrar la ejemplar donación de uno de sus máximos ídolos y comenzar a reducir gastos referidos a la concentración y atención del primer equipo”, explicó el club semanas atrás mediante un comunicado.

El Hotel Griffa cuenta con cinco plantas y está emplazado entre los vestuarios que utiliza el plantel de Primera División y las canchas de entrenamiento. La planta baja tiene un garaje para los automóviles y un ingreso especial con estacionamiento para el micro que transporta a la Primera. De esta manera, los jugadores no deberán salir del edificio para subirse al micro.

La construcción cuenta, además, con hall de espera, balcón-terraza con parrillas, sala de juegos, oficina para el entrenador y oficinas para el cuerpo técnico. Cada uno de estos espacios cuenta con sanitarios propios. También hay una sala de usos múltiples, un auditorio, sala de videos y vestuarios, entre otras cosas.

El ingeniero José Luis Conde, a cargo de la obra, explicó que por las característica de la construcción (“Se puso lo mejor que se puede conseguir en el mercado en cada rubro”) y el compromiso de Bielsa, no se puede hablar de una “donación normal”.

“Uno puede tener recursos y decirle al presidente de turno que le hace una donación determinada, como es un hotel para la institución. Entonces, aporta el dinero para que se haga y listo. Sería de por sí ya una situación muy ventajosa para la institución. Podría haber contratado a un muy buen estudio de arquitectura y con los recursos económicos entregarle al presidente de turno el proyecto y el dinero. Pero Bielsa fue por más y hasta comprometió a su propia familia en este emprendimiento desde el primer día hasta el último. Habla de su gran espíritu y lealtad al club”, detalló el ingeniero al diario La Capital, de esta ciudad.

“No quisimos traer ningún mobiliario de Ricardone (el otro predio del club) porque nos regalaron un Mercedes Benz y no le podemos poner espejitos de autos viejos. Todo lo que pusimos está nuevo””, agregó Conde.

La decisión de ponerle el nombre de Griffa fue decisión de Bielsa, quien fue invitado a la inauguración -junto a su familia- pero todavía no está confirmada su presencia en Bella Vista porque dependerá de la agenda del Leeds, el equipo que dirige en Inglaterra. El del corazón, se sabe, es La Lepra rosarina.

FUENTE: Clarín