Salud

Dolor de cintura, un mal de la época

Hoy se celebra el Día Mundial de la Columna Vertebral y los especialistas en la materia buscan promover acciones que permitan mantener la salud y el buen estado del principal soporte de movilidad del cuerpo.

El neurocirujano y especialista en columna Leonardo Failá destacó que a través de Facebook realizará conferencias en vivo, con el objetivo de responder a todos aquellos interesados en conocer más sobre las dolencias de la columna vertebral y cómo evitarlas.

Para prevenir las dolencias de la columna es importante la actividad física y tratar de tener un peso adecuado.

En la actualidad, las jornadas laborales son extensas. A veces por cuestiones económicas se trabaja en dos empresas distintas y durante más de 10 o 12 horas de corrido.

Failá remarcó que, para evitar problemas en la columna, si el trabajo es en una oficina, lo recomendado es pararse cada media hora, caminar y estirarse un poco. Además, si uno se estira sobre el respaldo de la silla, se está cargando todo el peso en la zona lumbar.

Quien se apoya y descansa con los dos codos sobre la mesa, lo que hace es formar con el tiempo una “cirrosis dorsal”.

“Esto quiere decir que nos vamos poniendo como “jorobaditos”, explicó. “La premisa es, durante la jornada de trabajo, tratar de levantarse, caminar y elongar un poquito”, ejemplificó.

En cuanto a la actividad física, lo mejor es hacer alguna que no tenga impacto, como por ejemplo caminata, bicicleta, yoga o pilates, tres o cuatro veces por semana y durante no más de una hora.

No a las actividades de alto impacto

A la hora de aconsejar sobre una práctica deportiva que cuide la salud de la columna vertebral, Failá expresó que los profesores de crossfit se pueden enojar con él pero que “esta actividad que está muy de moda ahora no es para todos”.

“Muchas veces lo hace gente que es sedentaria. Entonces empiezan con los levantamientos de pesas y comienzan las lesiones. También otro tipo de actividad que está muy de moda, pero que no tiene el control que corresponde, son las carreras de running”, detalló.

El médico explicó que esta práctica tiene impacto sobre la cadera, columnas y rodillas; por lo que lo primero que se debe hacer son tres meses de una preparación física para luego recién empezar con crossfit o correr carreras.

“Cuando una persona que no está entrenada, con sobrepeso y sedentaria, no puede empezar de buenas a primeras con un entrenamiento de alto impacto”, aseguró.

Con respecto a las clases de zumba, que están tan de moda, recomendó que quienes practiquen no se exijan más allá de sus posibilidades.

“A veces, quienes van a zumba dos o tres veces por semana se esfuerzan mucho. Entonces comienzan con dolores lumbares. Esto tiene que ver con el impacto. Hay que bajar el tenor de la actividad física y empezar con la caminata, la bicicleta y natación. Lo importante es tratar de evitar el impacto sin dejar la actividad física”, agregó Failá, que se desempeña como jefe de Neurocirugía del hospital privado de Tres Cerritos.

Para trabajar

Las personas que trabajan frente a una computadora por varias horas deben tratar de estar conscientes de su postura. Tienen que sacar pecho y cola, de modo de mantener la rectitud de la columna, y no estar con la espalda sobre el respaldo.
Se deben apoyar los brazos en la mesa y recién ahí trabajar con el teclado y el mouse. La pantalla debe estar elevada de la mesa entre 25 y 30 cm para no estar con la sección cervical mirando hacia abajo.

Con respecto a las tablet y celulares, lo ideal es levantarlos hacia la altura de las cejas. Si se sostienen más abajo, lo que se hace es flexionar unos 130 grados y se cargan los 6 o 7 kilos que puede pesar la cabeza en la columna cervical.
Si se mantiene la cabeza recta, los discos cervicales reciben presión, pero al inclinarla hacia abajo, toda la esa presión afecta a las vértebras cervicales, que son 100.

 

 

Fuente: El Tribuno

Etiquetas