Actualidad

Los pesos de Lebac nunca aparecieron y dólar del Nación se hundió a $ 36,90

A contramano de lo que se esperaba en la City porteña, el último supermartes de Lebac no influyó en la rueda cambiaria. De hecho, el dólar mayorista perdió 75 centavos y terminó en $ 36, pero incluso había llegado a quebrar esa barrera al registrar un breve paso por $ 35,95.

En cuanto al billete, si bien el dólar arrancó al alza, sobre el cierre se inclinó por el mismo rumbo que se veía en el segmento mayorista: el promedio se fijó en $ 37,11, 50 centavos menos que el viernes. Por su parte, el dólar del Banco Nación se vendió, cerca de las 3 de la tarde, a $ 36,90.

La baja no fue contundente porque el volumen fue chico; los negocios apenas ascendieron a u$s 470 millones, una cifra acotada si se tiene en cuenta que ayer fue feriado en la plaza local.

El dólar arrancó la rueda debilitado y mantuvo esa tendencia pese a que los inversores estaban preocupados por lo que pudiera pasar con el desarme de Lebac. Es que el Banco Central licitaba Lebac por entre $ 100.000 y $ 150.000 millones, cuando el vencimiento era de casi $ 341.000 millones. Es decir que el mercado anticipaba que iban a sobrar pesos y los expertos temían que el destino fueran los dólares.

Sin embargo, el sobrante nunca apareció por la rueda cambiaria; apenas a una hora del cierre se habían operado tan solo u$s 280 millones, la mitad que en una rueda habitual.

La versión mayorista abrió a la baja, a $ 36,50, y aunque había amagado con rebotar cuando tocó los $ 36,65, el máximo del día, volvió rápidamente a $ 36,40. En este nivel se mantuvo gran parte del día, hasta que sobre el final reforzó la baja y perforó los $ 36.

La presión bajista del final se debió a una mayor oferta de agrodólares. “Como las posturas son chicas, cuando rompen precios se mueve de a 10 o 20 centavos“, explicó Claudio García, operador de Oubiña Cambios.

En tanto, para Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, la caída del final tuvo que ver también con “las proyecciones que anticiparon que el dólar iba a moverse en dirección a la banda inferior del sector de no intervención“, algo que podría llegar a cumplirse en esta semana, según el operador.

La tranquilidad y el bajo volumen de negocios ayudan a transmitir un escenario de escasa presión sobre el mercado de divisas, alentando una baja de la cotización del dólar con una contraparte negativa signada por el alto nivel que mantiene la tasa de interés.

FUENTE: Cronista

Etiquetas