País

Metán: Rompió un tragamonedas porque no pagaba

Apostador enfurecido en Metán.

Un enfurecido apostador de Metán se la emprendió a golpes de puño contra una máquina tragamonedas, a la que le destrozó la pantalla y las botoneras. La violenta reacción del apostador, aquejado por la mala fortuna, por un lado, y por las apetencias sin límite ni control estatal de las salas de juego de la provincia, hizo despertar de los sueños de dinero fácil a los apostadores que aún se hallaban en la sala de juegos.

Una fuente de la ciudad de San José de Metán aseguró que, tras romper la máquina tragamonedas, agredió al encargado del local, aunque otras voces dijeron que la agresión del irascible apostador solo fueron bravuconadas y un sinfín de “bendiciones” de todo calibre contra todos los responsables del juego legalizado.

El hecho

Un hombre muy conocido en la ciudad del sur de Salta -dice el informe- rompió la pantalla de una máquina tragamonedas de un casino propiedad de capitales tucumanos y luego agredió al encargado y se fugó.

Según la fuente, el sujeto había pasado casi toda la tarde acompañado de la mala suerte y a la noche volvió con más dinero para seguir apostando en la misma máquina que lo hizo durante media jornada.

Se supo que el denunciado apostador es muy conocido, oriundo de la ciudad Metán y habitué de las salas de juego.

La fuente señaló que luego de varias horas frente a la máquina, y al quedarse sin dinero, comenzó a golpearla ante la atónita mirada de los pocos presentes.

Fue ya en horas de la madrugada cuando con un golpe de puño terminó la jornada lúdica y sacó de servicio a la máquina, que le devoró una cuantiosa suma de dinero.

Poco después de la violenta acción se apersonó el encargado de la sala de juego a ver qué sucedía y se dio con el jugador fuera de sí y los cristales de la pantalla de la máquina hecho añicos.

Los apostadores dejaron sus apuestas para presenciar el accionar del hombre fuera de sí. Al ser recriminado por su temperamento y advertido de los daños que estaba causando, el iracundo apostador se la emprendió entonces con el encargado del local o casino, que también fue maltratado y algunos aseguran que incluso fue agredido por el jugador.

Inmediatamente otros empleados solicitaron la presencia del 911, pero antes que la policía concurriera al lugar el sujeto se retiró del lugar a bordo de una motocicleta marca Yamaha FZ, dándose a la fuga.

La fuente de la ciudad del sur de Salta recordó que no es la primera vez que ocurre este tipo de sucesos en el casino local.

La denuncia sobre los daños provocados fue radicada supuestamente en la comisaría 31.

 

Fuente: El Tribuno