Sociedad

El delegado comunal de Raco quiere poner lomos de burro en la ruta

El camino a Raco, por la ruta provincial 341, fue el escenario de tres accidentes de tránsito ocurridos el domingo a la noche.

El delegado comunal de Raco, Juan Luis Stock, admitió que el problema es grave. Pero también aclaró que él es uno de los afectados como tantos otros vecinos que circulan por esa ruta.

“Hablamos con la gente, tratamos de generar conciencia, pero lamentablemente está costando resolverlo -dijo-; hay veraneantes que tienen caballos y los dejan a cuidado de lugareños, pero estos a su vez no tienen las condiciones necesarias para resguardar a los caballos, no tienen corral y los animales se escapan hacia la ruta; entonces las responsabilidades son compartidas”, advirtió.

Jurisdicción

Stock recordó que el domingo colaboró con las víctimas de los accidentes, a pesar de que el sitio donde ocurrieron los siniestros corresponden a la jurisdicción de la comuna de Tapia.

“Me enteré del accidente por una amiga, que me llamó y me avisó. Usé el protocolo de Defensa Civil, avisé al 911, al 107”, dijo.

Stock explicó que esa noche se contactó también con el personal de la comisaría de Raco.

Recordó que esa madrugada hubo otros caballos sueltos y se produjeron otros accidentes y al día siguiente también hubo otro choque más con otros caballos que estaban en la ruta.

Concientización

“No se concientiza el veraneante sobre la persona a la que le está dejando el caballo; en definitiva el responsable es el que lo cuida, pero para mí modo de ver tiene que tener un lugar adecuado, pero esa persona no tiene corrales, solo tiene su casa -remarcó-; a mí me tocó muchas veces, bajarme en la ruta y atar un caballo y decirle al vecino y que me responda: sí es que no tengo dónde tenerlo, a parte no tengo ni para darle de comer, entonces lo sueltan para que coma por ahí algo de pasto. Eso pasa”, insistió.

Los accidentes ocurrieron en la zona de Los Guayacanes. Se trata de un tramo recto de la ruta provincial. Los lugareños dicen que de noche no se ve nada en ese camino.

Anécdota

A pesar del tiempo que pasó, el delegado comunal nunca olvidará un hecho que le sucedió durante el primer año de gestión.

“Es una anécdota más que graciosa, porque fui al almacén a comprar una piola larga, porque había un montón de caballos sueltos; entonces até los caballos convencido de que eso iba a ayudar” recordó Stock

“Lo más gracioso es que a las pocas horas los caballos estaban sueltos y sin la piola. Se llevaron la piola nueva. Entonces con mi amigo Gustavo Perea, que era el dueño del almacén nos reíamos, porque nos parecía increíble. A esta altura ya no sabés qué hacer para manejar la situación”, afirmó.

Heridos

Entre los heridos de los accidentes del domingo figuran Bruna Menín y su esposo, Andrés Silovich.

En otro de los siniestros Agustina Argañaraz se salvó de milagro.

El funcionario dijo que esto no pasa solo en Raco, sino también en otras comunas rurales del interior.

Stock también cargó contra la imprudencia de los conductores que exceden los límites de velocidad en ese trayecto.

“Es una ruta en la que los autos andan a alta velocidad. Después de estos accidentes estamos pensando en poner reductores de velocidad. Tenemos que hablarlo con Vialidad. La ruta de Raco la usan como pista de carrera y eso que es una zona urbana”, se quejó.

Reductores

Stock precisó que él también resulta afectado porque utiliza esa ruta varias veces al día.

Además insistió en que muchas veces se trata de animales que ya fueron secuestrados y luego liberados.

“Sorpresivamente la marca del caballo demuestra que es un animal que ya fue secuestrado, porque tiene una numeración y esa numeración la utiliza la policía de secuestro, entonces quiere decir que hay alguien que fue y pagó la multa y lo recuperó al caballo, entonces en el sistema hay algo que está mal”, advirtió.

El funcionario admitió que hay vecinos que le piden que, en su rol de delegado comunal, ordene matar a los animales sueltos.

Stock resaltó que eso es inconcebible. “A mí no me pidan eso; no lo voy a hacer, no soy un asesino; es cierto que es algo de nunca acabar, porque la gente no toma conciencia, no se hace responsable de lo que pasa, cuando hay un accidente, el dueño nunca aparece, no está, nunca nadie es dueño de los caballos”, remarcó.

 

FUENTE: La Gaceta