Ocio

Netflix lanzó una serie tan terrorífica que no es posible terminar de verla

Netflix decidió incursionar en el género de las series de terror con la adaptación del libro homónimo “The Haunting of Hill House” de Shirley Jackson.

“La maldición de Hill House” es una producción de diez capítulos, ambientada en una mansión de 80 años, en donde transcurrió la infancia de cinco hermanos y que acaba convirtiéndose en la casa embrujada más famosa del país.

Artífice

La serie fue dirigida por Mike Flanagan quien ademas se ocupó del guión, y participó como productor ejecutivo.

Este drama está protagonizado por Michiel Huisman, Carla Gugino, Henry Thomas y Timothy Hutton.

Ya como adultos, los hermanos son obligados a reunirse tras una tragedia (el suicidio de su hermana más joven) y tendrán que afrontar los fantasmas del pasado.

Esto los forzará a confrontar de sus propios terrores, algunos de los cuales acechan por sus mentes y otros que realmente podrían estar rondando en las sombras de Hill House.

Insoportable

Es tan terrorífica que la gente realmente está teniendo que tomar pausas para acabar de verla.

La serie cuenta la historia de la familia Crane.

Se divide entre mostrarnos el tiempo que pasaron en la casa, así como sus días en el presente.

Su estructura es muy diferente a lo que normalmente vemos en las series o películas de terror.

No cuenta la historia de manera lineal, está armada de tal forma que tienes que ver la serie entera para entender qué pasó en el pasado y qué les está pasando a los protagonistas en el presente.

Da saltos entre historias, entre el ayer y ahora. Aunque suena caótico, al final todo encaja perfectamente, pero en lo que llegas a la resolución, la curiosidad de saber qué pasó te atrapa.

Repentino

Hay sustos repentinos, escenas largas llenas de suspenso y una dosis fuerte de terror psicológico que la hacen una experiencia muy perturbante.

Por eso la gente no logra acabarla de ver, te ataca por todos lados.

No sólo eso, también se enfoca mucho en la dinámica de una familia disfuncional.

Sí, claro, vemos a los fantasmas y lo que se mueve en las sombras. Pero también vemos cómo a lo largo de los años, los hermanos forman sus lazos emocionales, en muchas ocasiones de forma pasivo agresiva y distante.

Híbrido

El resultado es un híbrido de terror, suspenso y drama familiar que se parece a muy pocas historias dentro del género.

Por eso mismo, verla es todo un viaje emocional.

Hay episodios enteros en los que pasarás del filo de tu asiento, al filo de acabarte la caja de Kleenex, de lo mucho que estás llorando.
Además de que, en gran parte, la serie es verdaderamente impredecible.

La combinación de todos los elementos mencionados anteriormente hace que en muchos episodios sea muy difícil predecir qué pasará.

Novela

A pesar de todo, la historia no es nueva.

Está basada en una aclamada novela escrita por Shirley Jackson en 1959.

Y no es la primera vez que se ha llevado al cine o la TV.

Se ha adaptado al teatro y en dos ocasiones al cine, incluyendo, una película muy mala en los 90, protagonizada por Liam Neeson y Catherine Zeta-Jones.

La mejor versión

Sin embargo, la de Netflix parece ser la mejor adaptación a la fecha.

La crítica la ha aclamado por su tono, la forma de contar la historia y por tomar el material original y llevarlo a la pantalla, exitosamente.

Gran parte del éxito se debe al excelente trabajo de su director, Mike Flanagan, un veterano en el mundo del terror.

Flanagan ha estado detrás de aclamadas películas del género como Oculus, Hush, El Juego de Gerald y Ouija: El origen del mal.

El sexto episodio es, probablemente, el punto más alto de la carrera del director hasta ahora.

Un poema

La gente hasta lo ha descrito como un poema cinematográfico.

No sólo eso, Flanagan logró crear una serie tan compleja que necesitas verla más de una vez para atrapar todos los detalles.

¿Notaste esa cara en el fondo? El director escondió docenas de fantasmas a lo largo de la serie, no saltan, no te espantan, en muchas ocasiones, ni te darás cuenta en la primera vuelta.

Están ahí sólo para sumar a la sombría atmósfera y si quieres encontrarlos a todos necesitas ver la serie en más de una ocasión.

Al final del día su mayor triunfo es que, contrario a muchas películas de terror, el terror de Hill House se queda contigo mucho tiempo después de que terminas de verla.

 

FUENTE: BuzzFeed

Etiquetas