País

Ordenaron la detención de la viuda de Daniel Muñoz, ex secretario de los Kirchner

El juez Claudio Bonadio ordenó ayer por la noche la detención de Carolina Pochetti, viuda de Daniel Muñoz, ex secretario del matrimonio Kirchner, quien fue señalado en la causa de los cuadernos como el receptor de los bolsos con dinero proveniente de coimas que pagaban empresarios vinculados a la obra pública durante el gobierno anterior.

Muñoz fue secretario privado de los Kirchner hasta 2009. Los arrepentidos José López (ex secretario de Obras Públicas), el financista Ernesto Clarens y Claudio Uberti (ex OCCOVI), entre otros, explicaron que era Muñoz quien recibía los bolsos con dinero destinado a los Kirchner.

En las anotaciones del chofer Oscar Centeno, Muñoz aparece como receptor de varias entregas del servicio de delivery de bolsos que manejaba Roberto Baratta, número dos de Julio de Vido en el Ministerio de Planificación durante el kirchnerismo.

Muñoz, quien murió el 25 de mayo de 2016, fue sobreseído por Bonadio cuando en septiembre pasado dictó los procesamientos de ex funcionarios y empresarios involucrados en las coimas reveladas a partir de lo escrito por Centeno.

Para los investigadores del caso iniciado por las anotaciones de Centeno, parte del dinero que circuló como coimas fue a parar al patrimonio de Muñoz-Pochetti y por eso el juez ordenó las detenciones.

Bonadio también le ordenó a la Policía Federal la detención de los marplatenses Sergio Todisco y María Elizabeth Ortiz Municoy, investigados como testaferros del matrimonio Muñoz-Pochetti.

Bonadio dio la orden para que sean detenidos Carlos Temístocles Cortez, Carlos Gellert y Perla Puentes Resendez, quienes aparecen involucrados en el entramado de sociedades que hicieron operaciones para el matrimonio Muñoz-Pochetti. Según explicaron a Infobae fuentes judiciales, como los investigadores del Caso Cuadernos determinaron que estos tres imputados están fuera del país, se le dio intervención a Interpol para que se haga efectiva su detención con vistas a la extradición.

Las seis personas a las que ordenó detener Bonadio están investigadas también en una causa a cargo del juez Luis Rodríguez donde actúa como fiscal Carlos Stornelli, también fiscal del Caso Cuadernos. Stornelli había pedido la detención de los imputados en la causa a cargo de Rodríguez.

Para Stornelli, las personas a las que se les pidió la detención “conformaron una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero, con el fin de canalizar, convertir, transferir, administrar, vender, disimular y o poner en circulación en el mercado fondos de procedencia ilícita, presumiblemente originados (en la causa de los cuadernos) y convertirlos integrarlos al circuito económico formal bajo apariencia de licitud todo ello desde al menos el año 2010 y con vigencia en la actualidad”.

Según información de la Unidad de Información Financiera (UIF) en manos de Rodríguez –quien investiga el delito de lavado de dinero del matrimonio Muñoz-Pochetti- hubo 16 operaciones inmobiliarias en Miami y Nueva York, entre abril de 2010 y diciembre de 2015, por 70 millones de dólares.

Muñoz-Pochetti aparecieron en los Panamá Papers como accionistas de una off shore registrada en las Islas Vírgenes. A partir de aquella información se llegó a un entramado de sociedades con vinculaciones en Suiza, Uruguay, Miami, Delaware, Nevada, Andorra, Seychelles y Nueva Zelanda que se dedicó a la compra de propiedades.

 

 

Fuente: Infobae