País

La Iglesia advirtió sobre la imposición de la “ideología de género” en la educación

Para el Episcopado, "la experiencia cristiana nos ayuda a cuidar y armonizar las diversas dimensiones de la persona".

La Iglesia manifestó su preocupación porque se “pretenda imponer la ´ideología de género´” al proyecto de educación y advirtió sobre “la libertad que asiste a los padres y a las instituciones educativas a educar de acuerdo a sus idearios propios”.

“Desde nuestra cosmovisión cristiana rechazamos la ideología de género, pero no podemos negar que la perspectiva de género es una categoría útil para analizar la realidad”, sostuvo el Episcopado a través de un comunicado.

En el texto, los obispos señalaron: “Nos preocupa que se pretenda imponer la “ideología de género” al proyecto de educación, desconociendo la libertad que asiste a los padres y a las instituciones educativas a educar de acuerdo a sus idearios propios”.

La Iglesia se pronunció de esta forma en una declaración emitida por las comisiones episcopales de Laicos y Familia, de Catequesis y de Pastoral de la Salud, difundida hoy.

“Estamos convencidos de que la antropología cristiana posee un potencial de humanidad sumamente valioso para iluminar la búsqueda de verdad y felicidad que anhela todo corazón humano”, señaló.

Agregó que “precisamente ese caudal de experiencia y pensamiento humanizador, que deseamos compartir con todos los que están dispuestos al diálogo abierto, sincero y apasionado en torno a las preguntas que hoy inquietan la vida humana, y configuran el futuro inmediato de las generaciones que nos suceden”.

“Lo primero que tenemos que decir es que se puede distinguir sin separar, el sexo biológico del papel sociocultural del sexo, es decir, del género. Sexo y género son realidades profundamente conectadas, pero no son exactamente lo mismo”, aseguró.

Para el Episcopado, “la experiencia cristiana nos ayuda a cuidar y armonizar las diversas dimensiones de la persona”.

“Y lo segundo que necesitamos precisar es que la llamada ideología género distingue sexo y género, sin embargo, los separa impidiendo la integración armónica de todos los aspectos de la persona humana”, subrayó.

 

Fuente: La Prensa