País

Otra condena a prisión perpetua para Etchecolatz por crímenes de lesa humanidad

El fallo fue en el marco de la causa conocida como Puente 12, Cuatrerismo, Brigada Güemes y Comisaría de Monte Grande.

El exjefe de Inteligencia de la Policía Bonaerense durante la dictadura, Miguel Osvaldo Etchecolatz, recibió este viernes una nueva condena a prisión perpetua por su responsabilidad en más de un centenar de delitos de lesa humanidad, como secuestros torturas, homicidios y la violación de una detenida, en la causa conocida como Puente 12, Cuatrerismo, Brigada Güemes y Comisaría de Monte Grande.

Tras un año de debate, en el cual declararon varios de los sobrevivientes de esos centros clandestinos -entre cuyas víctimas se contaba el dirigente farmacéutico Jorge Di Pascuale, y el periodista Héctor “El Negro” De Marchi- también fue condenado a la misma pena Federico Antonio Minicucci, acusado de homicidios “con alevosía” y tres violaciones de detenidas.

En tanto, Alberto Faustino Bulacio, Nildo Jesús Delgado y Daniel Francisco Mancuso fueron condenados a ocho años de prisión, a siete años y medio y a seis años, respectivamente.

Lo que generó mayor descontento entre los acusadores, sin embargo, fue que la mayoría de los miembros de la patota fueron absueltos, causando una lluvia de reproches contra el tribunal y el ya conocido canto de las marchas: “Olé, olé olé olá, a donde vayan los iremos a buscar”.

De esa manera, fueron beneficiados con la absolución José Félix Madrid, Guillermo Horacio Ornstein, Carlos Alberto Tarantino y Ángel Salerno.

Ante una sala colmada de víctimas, familiares y organismos de derechos humanos, el presidente del Tribunal Oral Federal N°6 (TOF6) de la Capital, Fernando Canero, leyó la parte resolutiva de la sentencia, cuyos fundamentos se conocerán el 27 de diciembre próximo.

Al término de la audiencia en la sala AMIA de los Tribunales Federales de Retiro, los familiares anunciaron que apelarán la sentencia ante la Cámara de Casación, que había considerado “crímenes de lesa humanidad” los delitos por los que fueron absueltos “por prescripción” los acusados.

El TOF 6 está integrado, además de Canero, por los jueces Julio Panelo y José Martínez Sobrino.

Por la mañana, y al hacer uso de las “últimas palabras”, Etchecolatz intentó despegarse de las acusaciones en su contra por la desaparición del testigo Jorge Julio López, aseguró que actuó dentro del marco constitucional y cargó contra el ex juez Carlos Rozanski que encabezó el tribunal federal bonaerense que lo condenó a prisión perpetua.

 

Fuente: Ámbito Financiero