Política

Con votos amayistas y radicales el oficialismo modela su Junta Electoral

Los bloques de la oposición se fragmentaron el viernes en el recinto de la Legislatura.

Con el apoyo de un sector de la Unión Cívica Radical (UCR) y del peronismo afín a Domingo Amaya, la bancada oficialista logró la aprobación de los asuntos que tendrán impacto directo en las elecciones provinciales de 2019.

Entre ellos, la conformación de una nueva Junta Electoral Provincial (JEP), en la que se incluyó al nuevo ministro Pupilar y de la Defensa del Poder Judicial de Tucumán, Washington Navarro Dávila.

Junta electoral

Quizás la única sorpresa en la sesión fue la marcha atrás que dio el oficialismo en el rediseño de la JEP, que pasó a formar parte de la Justicia local como una suerte de órgano administrativo.

Por ahora, el bloque Tucumán Crece-PJ dejó de lado la eliminación de la competencia de la Cámara en lo Contencioso Administrativo en materia electoral.

De todas formas, la intención de los legisladores que responden a la fórmula Juan ManzurOsvaldo Jaldo es darle la potestad exclusiva de intervención en esas causas a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán (CSJT).

Propuesto por Manzur

El debate se abrió a las 9, con el tratamiento del pliego de Navarro Dávila. El gobernador, Juan Luis Manzur, había solicitado el lunes la designación del actual fiscal de Instrucción en lo Penal como nuevo jefe de los defensores oficiales.

Hubo distintas impugnaciones (de instituciones y de particulares), pero la designación del funcionario judicial se impuso por 37 votos a favor y siete en contra.

El reglamento interno establece que estos asuntos son sancionados o rechazados sin argumentación previa. Por eso, los legisladores se refirieron a Navarro Dávila cuando se debatió el proyecto que modificó la Junta Electoral Provincial.

Cómo votaron

El PJ ubicó en ese órgano la figura del ministro de la Defensa, en reemplazo del vicegobernador -o del representante que correspondiera por la Legislatura-.

Si los comicios se llevan a cabo con el nuevo esquema, la JEP quedaría integrada por el presidente de la Corte Suprema (hoy, Daniel Posse), por el ministro Fiscal (Edmundo Jiménez) y el ministro de la Defensa.

Ambos temas, la nueva Junta y el pliego de Navarro Dávila, fueron aprobados por todos los oficialistas presentes, quienes sumaron el apoyo de los radicales Raúl Albarracín, Ariel García y Fernando Valdez, de los peronistas de Cambiemos, Silvio Bellomío y Christian Rodríguez, y de dos aliados del PJ: el sindicalista bancario Eduardo Bourlé y la justicialista Stella Maris Córdoba.

En contra se expresaron: Eudoro Aráoz (UCR), Luis Brodersen (PRO), José Canelada (UCR), Rubén Chebaia (UCR), Alberto Colombres Garmendia (PRO), Luis González (UCR) y Claudio Viña (Nueva Fuerza), todos alineados al frente Cambiemos.

 

FUENTE: La Gaceta