Policiales

Realizaron una marcha por “Justicia y Seguridad” en Plaza Indepencdencia

Foto La Gaceta. Los nombres de víctimas de homicidios resonaron, una y otra vez, en las escalinatas de la Casa de Gobierno.

Valentín Villegas, Paulina Lebbos, Samir Domínguez. Los nombres de víctimas de homicidios resonaron, una y otra vez, en las escalinatas de la Casa de Gobierno. Es que un centenar de personas se movilizó este sábado por la noche para que esas muertes no se olviden y para reclamar “Justicia y Seguridad” al Poder Ejecutivo y los otros poderes del Estado.

Si bien la marcha había sido convocada por la familia y los allegados del adolescente asesinado el domingo pasado en Yerba Buena, en la plaza Independencia se sumaron también las “luchas” de los parientes de otras víctimas de la inseguridad. Alberto Lebbos, padre de Paulina, asesinada en 2006; y Roque Domínguez, padre de Samir, asesinado el pasado miércoles 3, estuvieron con Santiago y con Luciano Villegas, padre y tío de “Valiente”, respectivamente.

De cara a los carteles, e iluminados con velas, Santiago Villegas enfatizó que “la Policía, el Poder Judicial y la política deben funcionar como un equipo para que podamos vivir tranquilos, salir a las calles y que los delincuentes estén adentro. Los Derechos Humanos no son para los inhumanos que salen a matar, desgraciadamente”, sostuvo.

“Amo a mi hijo. Lo extraño todas las noches. Es un gran dolor para mí, para su mamá y su hermana. Lo único que le pedimos al señor Juan Manzur es que ‘se ponga las pilas’. Estamos devastados, hechos mierda. Tucumán es la segunda provincia, después Buenos Aires, con el mayor índice de homicidios”, señaló el padre del chico asesinado, en su apelación al gobernador.

Respecto de las amenazas que había recibido su familia, Villegas manifestó que “ya no tiene miedo”. “Soy un zombi, así que no me podrán matar”, expresó con enojo y aflicción.

Por su parte, Luciano Villegas demandó: “el poder político, o quien corresponda, debe sacar a los policías de los bancos y de los shoppings, y mandarlos a trabajar a las calles para que volvamos a ser libres”.

Valentín fue asesinado hace una semana cundo intentó evitar que le robaran el celular a una amiga, en Yerba Buena. El motochorro, apodado “Tuerto”, le asestó tres puñaladas en el pecho.

Un clamor

Lebbos enfatizó que la familia Villegas inicia ahora una “larga lucha” por Justicia, como así también otros parientes de víctimas de la inseguridad en la provincia. “Esta marcha es consecuencia de la sucia política que hacen ellos. Se ha hecho una mega sesión en la Legislatura para hacer ingeniería electoral y perpetuarse en el poder. ¿Acaso han hecho mención allí de los horrendos crímenes que han ocurrido todos los días? Acaba de aparecer en San Andrés una jovencita asesinada”, reclamó. (Ver página 20)

El padre de Paulina apuntó a que “no hay un plan para cuidar a los ciudadanos. El Gobierno destina millones y millones de pesos en cosas inútiles y no en cosas que necesita la ciudadanía”, enfatizó. “El único camino es unirnos y marchar todos los días si es posible. Tenemos que lograr que vengan 10.000, 20.000 personas a esta plaza Independencia”, añadió.

Samir Domínguez fue asesinado hace 25 días. “Le quitaron la vida cuando estaba jugando en la puerta de su casa. Tenía 16 años. Tengo tanto dolor que me siento muerto en vida. Ahora, sufro por mis cuatro hijos y por mis dos nietos”, expresó el padre del adolescente. “Seguimos pidiendo Justicia”, destacó.

 

Fuente: La Gaceta