Salud

¿Querés vivir 120 años? Hay una fórmula

Por Dr. Rubén Muhlberger

Sabemos que el cuerpo humano hoy está preparado para vivir entre 110 y 120 años. Sin embargo, la expectativa de vida apenas supera los 80. Y, en algunos países, el deterioro de los adultos mayores se convierte en una sobrecarga para el sistema sanitario y social. Porque si bien la esperanza de vida aumentó en los últimos años y se estima que siga creciendo, vivir más no siempre fue sinónimo de vivir mejor. Y eso se puede modificar.

Para Rubén Mühlberger (MN 71.566), médico especialista en Anti-Aging y medicina regenerativa, la fórmula para llegar sano y vital a los 120 años no está relacionado directamente a vivir de una manera más saludable sino a un combo de estilo de vida que va más allá hábitos únicamente corporales.

La esperanza de vida aumentó en los últimos años y se estima que siga creciendo, vivir más no siempre fue sinónimo de vivir mejor (Istock)

La esperanza de vida aumentó en los últimos años y se estima que siga creciendo, vivir más no siempre fue sinónimo de vivir mejor (Istock)

Las cifras en el mundo 

Gracias a los avances y medidas en salud pública, la esperanza de vida en los países desarrollados viene ascendiendo desde mediados del siglo XVIII, entonces morían promediando los 35 años. Se calcula que la población vivió 10 años más durante el siglo XIX; 20 años más para el siglo XX y  8 más en lo que va del siglo XXI; dejando a la media mundial cerca de los 73 años.

En estas escalas, el nivel socioeconómico es un factor vital: eso explica por qué los países con mayor esperanza de vida son sobre todo europeos (con un promedio de 82 años) y las poblaciones que menos viven son las africanas (Sierra Leona, con apenas 46 años). Según el Banco Mundial,son los habitantes de Hong Kong  los que llegan a una edad más longeva y vital, con 84 años promedio.

En América, mientras, está sucediendo algo inédito. Las cifras aseguran que la expectativa de vida aumentó notablemente en el continente (Argentina, por ejemplo, creció y hoy tiene un promedio de 76,6, según la Organización Panamericana de la Salud, ubicándose en el puesto 50 a nivel mundial), sin embargo descendió en el país más desarrollado y rico del mundo: Estados Unidos.

Los habitantes de Hong Kong son los que llegan a una edad más longeva y vital, con 84 años promedio (Getty Images)

Los habitantes de Hong Kong son los que llegan a una edad más longeva y vital, con 84 años promedio (Getty Images)

Según el último informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades reveló que la tasa de mortalidad por consumo de estupefacientes aumentó en más de un 20% y que la esperanza de vida descendió por segundo año consecutivo debido a las drogas, los opiáceos, y la obesidad.

La organización Gallup, que hizo un relevamiento sobre el estilo de vida de los norteamericanos, asegura que el 47% de los entrevistados reconoció ser conscientes de no llevar un estilo de vida saludable. “La pregunta es si sabiendo que la ciencia y la medicina trabajan día a día en la cura de enfermedades, ¿por qué no proteger nuestra genética desde la prevención adquiriendo un estilo de vida que nos acerque más aún a la longevidad?”, describió el especialista.

Tras las zonas azules 

Está comprobado que existen zonas del planeta donde la gente vive más y mejor. Fue Dan Buettner, el explorador de la revista National Geographic, quién tras emprender un viaje alrededor del mundo llamó “Zonas Azules” a las regiones con mayor cantidad de habitantes centenarios. La odisea, desde ya, tenía un objetivo clave: descubrir el secreto de la longevidad.

El investigador descubrió distintos factores que permiten llegar de manera excepcional a los 120 años  (Shuttersotck)

El investigador descubrió distintos factores que permiten llegar de manera excepcional a los 120 años  (Shuttersotck)

Las 5 áreas marcadas fueron aquellas donde tenían la confirmación demográfica de que sus habitantes alcanzaban o superaban los 100 años, las que tenían la esperanza de vida más alta o bien la tasa de mortalidad más baja entre personas de mediana edad.

El ranking arrojó lo siguiente: la isla de Cerdeña (Italia), la isla de Okinawa (Japón), la comunidad Adventista del Séptimo Día de Loma Linda (California, EEUU), la península de Nicoya (Costa Rica) y la isla Icaria (Grecia). La investigación trajo un dato algo predecible: todos los longevos tenían un estilo de vida en común. Y la dieta saludable(donde predominan las legumbres, el pescado, los frutos y el aceite de oliva) no era su única clave, también lo eran el sexo, un poco de vino, las siestas, la fuerte influencia religiosa, las actividades físicas frecuentes, el entorno natural y los buenos amigos. Una combinación vital de factores espirituales, corporales y mentales que funcionan como el elixir invencible.

A la dieta saludable, el descanso y el ejercicio hay que agregarle un grupo de amigos saludables y optimistas (iStock)

A la dieta saludable, el descanso y el ejercicio hay que agregarle un grupo de amigos saludables y optimistas (iStock)

Para Nicholas Christakis, sociólogo y médico experto en longevidad de la Universidad de Harvard, estima que “los hábitos de salud pueden ser tan contagiosos como un virus del resfriado. Entonces, a la dieta saludable, el descanso adecuado y mucho ejercicio, hay que sumarle un grupo de amigos saludables y optimistas: ésas serían finalmente, las claves de la longevidad“.

“No hay dudas de que la información y el control preventivo desde temprana edad han disminuido la tasa de mortalidad. De cada persona  depende que esto siga sucediendo hasta alcanzar la esperanza de vida que biológicamente podríamos tocar esos vitales y saludables 110, 120 años”, concluyó el doctor.

 

 

Fuente: Infobae

Etiquetas