País

Productores salteños piden al Gobierno que decrete emergencia agropecuaria

Luego de las inundaciones registradas en la localidad la semana pasada, donde llegó a haber más de 380 evacuados y vecinos que perdieron todas sus pertenencias, se conoció también el difícil momento que están viviendo los pequeños productores, quienes sufrieron la pérdida de casi el 50% de producción de frutas y hortalizas, ya que hasta el momento del fenómeno solo se había llegado a levantar la mitad del total de la cosecha.

En otros casos, comentó el intendente Marcelo Moisés, como la sandía y el melón, se perdió casi en su totalidad ya que recién comenzaba a levantarse la primera parte de las frutas ya maduras.

También la infraestructura

No solo se produjeron daños en la producción sino que los agricultores también se vieron perjudicados con la pérdida de infraestructuras. Teniendo en cuenta que los cultivos se realizan implementando el método de invernaderos, el gran caudal de agua azotó con furia esas estructuras destruyendo un gran número de estos.

La producción ganadera también se vio perjudicada con las lluvias y los fuertes vientos. Es el caso de un productor que perdió todos los paneles solares que había instalado en su predio y que utilizaba para abastecer el sistema de agua para las vacas, y la red que provee de energía a su casa y a viviendas de otras familias que residen en su finca.

Ayer el municipio se reunió con los productores para explicar el método para tomar los datos del siniestro y las pérdidas producidas. Se espera que el relevamiento de los daños demore tres a cuadro días.

Por la cantidad de pérdidas y los hechos ocurridos se considera que es una emergencia agropecuaria“, dijo el intendente Moisés. El Ministerio de la Producción, Trabajo y Desarrollo Sustentable se reunirá con los productores para hacer un relevamiento de las zonas afectadas por el agua.

También personal especializado evaluará las consecuencias que dejó el temporal y se reunirá con cada uno de los pequeños y medianos productores para conocer la problemática y presentar las situaciones en forma individual. Se busca decretar la emergencia agropecuaria por la magnitud de los hechos y así buscar los medios para brindar ayuda a los afectados con el temporal.

Se realizarán tareas de relevamiento que permitirán analizar los daños causados por la inclemencia climática“, sostuvo el director general de Agricultura de la Provincia, Juan Garay.

Sin evacuados

La ministra de Desarrollo Social, Edith Cruz, informó que ya regresaron a sus hogares las familias que fueron evacuadas como consecuencia del temporal de lluvias en Apolinario Saravia, Luis Burela y General Pizarro, en Anta. La funcionaria indicó que paralelamente se continuó asistiendo a dos familias de la zona cuyas viviendas resultaron afectadas.

Cruz dijo que el operativo de retorno contó con el acompañamiento de personal del Ministerio y de los municipios, como así también, la asistencia de personal de Protección Civil y la Policía. La ministra agregó que esta semana equipos del organismo continuarán recorriendo los hogares de las familias afectadas por las intensas lluvias.

En primera persona 

Un día antes de que fuera la inundación se cosechó el 50% del tomate“, dijo un productor de la zona de Apolinario Saravia.

Se estaba iniciando la cosecha de melón, que andaría en un 40% cuando se produjo la pérdida, al igual que el tomate del que se sufrió la pérdida de otro 50%“, añadió todavía devastado el hombre.

Esta situación perjudicó el doble a los productores ya que no solo sufrieron por las lluvias, sino que previamente estos productos estaban siendo vendidos a bajo costo.

El 50% previo a la inundación ya venía mal por el bajo precio al que lo vendimos y por culpa de la inundación se nos terminó de complicar el panorama económico en las fincas“, señaló el productor de apellido Medina.

Cuando ocurrió este incidente lo primero que se hizo fue sacar el agua de las fincas y luego del pueblo para luego verificar el nivel de daño que había producido el temporal de agua y posteriormente la correntada de lodo.

Contamos con algunos tomates todavía pero están manchados por el agua y sabemos que así no llegará en buen estado a otras provincias, por lo que habrá que venderlo en el mercado local“, cerró el productor.

FUENTE: El Tribuno de Salta