Actualidad

Pese a ofertas recibidas, ANSeS no venderá acciones del FGS

El 29 de noviembre es un día clave, porque vencen los u$s 3370 millones del Bonar 18, donde ANSeS tiene u$s 2900 millones, que prevé ‘rollearlos’ en otros bonos emitidos por el Ministerio de Economía, ya sea en dólares o en pesos, según pudo saber este diario por altas fuentes del organismo, que se negaron a dar mayores detalles pues es completamente ilegal y pasible de sanciones y multas anticipar las operaciones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad FGS).

En rigor de verdad, esto lo decidirá el Comité de Administración de Inversiones del FGS, que está integrado por Emilio Basavilbaso, director ejecutivo de ANSeS, quien a su vez es director de este comité compuesto por el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena; y por el secretario de Finanzas, Santiago Bausili.

¿Venderán acciones? “ANSeS no necesita vender acciones, ya que tiene rentabilidad suficiente sin hacerlo”, respondieron desde la cúpula, en alusión a Cablevision y Telecom, los únicos que hicieron OPAs, que se puede tomar como ofertas explícitas, aunque de varias compañías presentaron ofertas para recomprar las acciones. Sienten que de algunas, como el caso de Banco Macro, tienen demasiado porcentaje, aunque son realistas que hoy no es el momento oportuno para vender, ya que el precio está demasiado bajo.

Saben que tener tantos papeles en su poder no dinamiza al mercado de capitales autóctono sino que, por el contrario, lo empasta, pero hoy es sería imposible salir a vender a estos precios tan bajos, ya que podrían tener problemas en la Justicia por hacerlo.

En mayo próximo la Argentina se convertirá formalmente en un país emergente y habrá que ver qué ocurre en ese momento con la liquidez, que el mercado hoy carece. De todos modos, con el dinero fresco del blanqueo no es necesario vender acciones para cumplir con la promesa del pago a los jubilados mediante la reparación histórica. Aunque saben que el rol del FGS es alentar el crecimiento del mercado de capitales.

Cargos vacantes

Por lo pronto, están buscando a un director ejecutivo del FGS que tendrá un sueldo bruto de $ 150.000, más un director de Operaciones y otro de Inversiones, con salarios de $ 120.000 brutos, ya que los sueldos de los cargos jerárquicos están congelados en el Estado.

Sin embargo, los $ 120.000 representan la tercera parte que cobrará el economista jefe que busca Guido Sandleris para el Banco Central (BCRA).

Quedan doce meses de gestión y en ANSeS no tienen urgencias en la búsqueda, ya que no es fácil, pues el FGS es una suerte de pequeño club, donde se necesita a gente de suma confianza, por lo que la búsqueda la están haciendo por referencias. Si bien en el sector muchos tienen miedo de asumir esa posición y poner la firma ante posibles contingencias, lo cierto es que antes de que el número uno estampe la rúbrica en un papel existe todo un proceso administrativo, con abogados especializados en la industria financiera, y hasta una segunda línea donde quedó gente de Diego Bossio. “Tenemos candidatos para las 3 posiciones (incluso algún ascenso). Pero la prioridad es el 1 para que sea quien apruebe a su equipo”, revelan puertas adentro.

Por lo pronto, todavía se realizaron entrevistas: “Se hizo una búsqueda por referencias, pero no hay fecha, sino que será cuando termine el proceso de selección. Aún no se nombró al nuevo gerente pero opera normalmente con el equipo de transición”, aseguran altas fuentes ‘ansesísticas’.

Se hizo una delegación de firma en Alejo Maxit, secretario general de ANSeS. Por ahora, con eso el FGS puede operar perfecto y no hay desarme de posiciones previstas. No hace falta un nombramiento: alcanza con que su firma valga para aprobar las operaciones, pero no se vendió una sola acción. “Cuando asuma el nuevo director general del FGS seguro que desde la oposición se van a poner a decir que hay conflicto de intereses. Imaginate que necesitamos a alguien que nunca haya trabajado para ninguna de las 49 empresas donde ANSeS tiene acciones”, se quejan en los headquarters de Córdoba y Maipú, donde incluso se evalúa cambiar la estructura de gobierno del FGS. Aclaran que Maxit no será titular del FGS: la búsqueda sigue abierta y la semana pasada se entrevistó a otro candidato.

Con un patrimonio de u$s 40.900 millones, el FGS es por lejos el fondo de mayor patrimonio del país, por lo que toda la industria está atento a sus movimientos. La premisa que tienen es ganarle a la inflación, y de septiembre del año pasado a este tuvo un rendimiento de 12 puntos por arriba del IPC, por lo que cumplió las expectativas, ya que el benchmark que tienen es en pesos. Si bien se perdió valoración en dólares, el desempeño debe medirse en pesos y contra IPC y RIPTE (remuneración imponible promedio de los trabajadores estables) ya que los compromisos se indexan por esos indicadores.

“Perder valoración en dólares es casi una obviedad si hay devaluación, y por ley el FGS no puede tener activos afuera. Hay que distinguirlo de una pérdida por desempeño financiero”, se atajan.

FUENTE: Cronista

Etiquetas