Mundo

Suplicó por su vida pero igual la asesinaron brutalmente después de violarla

Hannah Cornelius, de 21 años, fue secuestrada, violada y asesinada por cuatro hombres cuando dejaba a su compañero de clase, Cheslin Marsh, de 22 años, en su casa en Stellenbosch.

El violento episodio ocurrió al oeste de Ciudad del Cabo, en una noche de mayo del 2017.

Este atroz caso que ha conmocionado a Sudáfrica está siendo juzgado ahora.

Brutales

Geraldo Parsons, de 27 años, Vernon Witbooi, de 33, Nashville Julius, de 29, y Eben van Niekerk, de 28, robaron y agredieron a Marsh y lo dieron por muerto, antes de violar y asesinar brutalmente a Hannah.

Parsons dijo ante el tribuna durante el juicio que Cornelius les dijo que podían tener relaciones sexuales con ella, en un desesperado intento de supervivencia, para que no la mataran.

Al declarar sobre la violación, el asesinato, el secuestro y el robo, Parsons rompió a llorar al afirmar que no quiso violar a la víctima porque tenía una novia y niños pequeños, pero que lo hizo de todos modos.

Afirmó que la joven no gritó ni se peleó cuando la violaron, según informa un medio local.

Parsons explicó que la intención de los atacantes era solo robar el coche de Cornelius tras verlo estacionado fuera del edificio de departamentos de Chelin Mash.

Pero que todo cambió cuando vieron que los dos estudiantes aún estaban dentro del vehículo.

Por drogas

Tras robarles su efectivo y sus celulares, se dirigieron con ellos a un vendedor de metanfetaminas.

Estuvieron allí un largo rato, mientras los hombres mantenían a las dos víctimas cautivas en el vehículo.

Luego fueron a un lugar apartado, sacaron a Cheslin del auto, lo hicieron acostarse boca abajo y comenzaron a golpearlos con piedras y ladrillos.

Lo abandonaron creyéndolo muerto.

Agresión sexual

“Vernon dijo que Hannah había dicho que podríamos tener sexo con ella, pero debíamos dejarla después de eso”, dijo Parsons, describiendo la mirada de terror en los ojos de Hannah.

Tras esto, la joven fue agredida sexualmente por los cuatro hombres.

Después de la violación en grupo, en vez de liberarla, los cuatro hombres metieron a la joven de 21 años en el baúl de su propio automóvil y se dirigieron a un viñedo cercano.

Y cuenta Parsons: “Sacamos a la chica del baúl y Eben se acercó y la apuñaló. La sangre comenzó a derramarse. Entonces vi a Vernon llegar con una roca. Le dije que no la matara, pero Vernon le aplastó la cabeza con la piedra”.

Búsqueda

A todo esto, Chelin, el amigo de Hannah, recobró la consciencia y fue a una casa cercana a pedir auxilio y desde allí comenzó la búsqueda de Hannah. Hasta que fue encontrada muerta.

La patóloga estatal, Deidre Abrahams, dijo al tribunal que la violencia contra la víctima fue tan brutal por parte de los cuatro hombres, que la chica murió instantáneamente.

SAl describir la agresión sexual, la doctora Abrahams dijo a la corte que fue una experiencia muy dolorosa para ella.

Abrahams dijo a la corte: “El cráneo está hecho de huesos muy fuertes. No es fácil que se rompa o se quiebre, a menos que se use mucho poder para romperlo. Y a ella se lo rompieron”.

FUENTE: Infobae