País

Salió de la cárcel y lo primero que hizo es violar a sus tres sobrinos

Tres hermanos de entre 9 y 16 años fueron víctimas de abusos sexuales perpetrados por su propio tío, un hombre que ya había estado preso por violar a otros menores de edad. El agresor los amenazaba de muerte para que no revelaran su calvario, pero gracias a un profesor de educación física de una escuela donde concurren los chicos, los aberrantes hechos salieron a la luz.

El acusado, Andrés F., tiene 39 años y ya había sido condenado por el mismo delito. Fue hace un año, cuando también en el colegio al que asisten las víctimas en Villa Bonita, provincia de Misiones, la directora advirtió que dos de sus alumnas, de 11 y 16 años, eran sometidas por un familiar y radicó la denuncia por abuso sexual.

Cuanto recuperó la libertad, volvió a vivir en la casa de su hermana (madre de las víctimas) y reincidió. Pero esta vez, no solo volvió a abusar de la mayor de las hermanas sino que también convirtió en su víctima al más chico de sus sobrinos, de solo 9 años.

El niño no contó nada pero su hermana notó que un día, cuando volvió de acompañar a su tío a cazar en el monte, casi no podía caminar. Le preguntó qué le había pasado y aunque la confesión llegó, ella lo supo antes de escuchar las palabras. Así decidió volver a pedir ayuda y recurrió a su profesor.

La mamá de los tres chicos sabía lo que su hermano les hacía. Sin embargo, en su declaración, sostuvo que no lo denunció porque la amenazaba con matar a sus hijos. El acusado fue nuevamente detenido y en las próximas horas será indagado.

FUENTE: Télam