Política

Jaldo se reunió con Pichetto por la quita del Fondo Soja

Los gobiernos provinciales de signo peronista y los senadores del PJ se reunieron ayer para analizar los alcances del proyecto de ley que modificará el Impuesto de Bienes Personales, con el objetivo de reducir el impacto de ese gravamen en la clase media. En el encuentro, los justicialistas reiteraron su preocupación por la derogación del Fondo Soja (o “Sojero”) y sus posibles repercusiones en las arcas provinciales.

“Estamos haciendo los números. Seguramente la comisión de Hacienda también los estará haciendo”, explicó el jefe de los senadores del PJ, Miguel Pichetto. El referente peronista recibió a los gobernadores de La Rioja, Sergio Casas; de Chubut, Mariano Arcioni; de Catamarca, Lucía Corpacci; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Formosa, Gildo Insfrán, y de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, al vicegobernador de esta provincia, Osvaldo Jaldo (Juan Manzur está en misión oficial); y a su par de Chaco, Daniel Capitanich.

La reunión de los mandatarios fue programada para analizar la propuesta de la bancada que comanda Pichetto, que busca atenuar el impacto del impuesto de Bienes Personales en las viviendas cuyo valor sea menor a $ 18 millones. Pero los representantes de las provincias “plantearon su preocupación por los recursos que perdieron por el fondo sojero”.

“Son recursos que fueron limitados por una decisión de un DNU. Es un tema que vamos a volver a conversar con el ministro del Interior (RogelioFrigerio, pero no tiene que ver con la Ley de Presupuesto”, anticipó Pichetto sobre las quejas de los gobernadores. Y las calificó como “legítimas”.

Fuentes que presenciaron el encuentro de dos horas entre mandatarios y legisladores informaron que los gobernadores “no reprobaron” la propuesta de Bienes Personales, y quedaron en seguir conversando. La preocupación central, insistieron, gira sobre el Fondo Soja. En tanto, Pichetto afirmó que el peronismo “ha tratado de que no se amplíe el impuesto a las Ganancias, que Bienes Personales no golpee a la clase media y que las provincias tengan previsibilidad”.

Fuente La Gaceta