Policiales

Fue a pescar y murió tragado por un pozo a orillas del río Dulce

Un grupo de amigos y familiares, entre ellos dos bonaerenses, se trasladaron desde la ciudad de Santiago del Estero hasta el río Dulce para pescar y pasar un momento de distracción y esparcimiento.

Los jóvenes se dirigieron a la localidad de Sumamao, departamento Silípica, uno de los lugares más elegidos por los que tratan de extraer algunas piezas de la fauna ictícola del milenario curso natural de agua.

Entre los pescadores se encontraba Antonio Alberto Llanos, de 28 años, quien se domiciliaba en la calle Pedro León Gallo sin número del barrio Villa del Carmen.

Caminata y tragedia

Llegaron alrededor del mediodía. Tras elegir un lugar en la costa y charlar un poco, Llanos y su amigo, Leonardo Arrieta (25), domiciliado en el mismo complejo habitacional, decidieron internarse en las aguas para probar suerte con la caña de pescar.

Sin embargo, mientras caminaban por el suelo arenoso, Llanos cayó imprevistamente en un pozo y desapareció de la superficie. Momentos después emergió y comenzó a solicitar auxilio con las manos.

Su amigo fue a auxiliarlo. Pero el joven volvió a desaparecer de la superficie. Con la ayuda de los otros jóvenes logró rescatar a Llanos. Lo trasladaron hasta la orilla y le realizaron reanimación cardiopulmonar, pero sin éxito. El joven murió ahogado.

El cuerpo del joven Llanos fue trasladado a la morgue judicial para que el médico forense, Dr. Daniel Daud, realizara la autopsia.

Investiga el hecho el personal de la Comisaría 37ª.

 

FUENTE: Nuevo Diario