País

Jujuy: Promueven protección y conservación del cóndor

El cóndor andino será declarado monumento natural si prospera un proyecto de ley presentado por el diputado provincial Alfredo Gerry.

La iniciativa, que también lleva la firma del legislador Rubén Rivarola, establece la prohibición de la caza de estos ejemplares en todo el territorio de la provincia. Sólo se permitirá su captura con fines científicos, “la que deberá ser autorizada por la autoridad de aplicación y ejecutada por algún organismo oficial de investigación o por organizaciones de similares características del orden internacional que realicen un convenio con la autoridad de aplicación o con organismos de investigación nacionales o provinciales previstos precedentemente”.

El proyecto establece que la autoridad de aplicación tendrá como misión armonizar la protección y conservación de la especie objeto con el uso y aprovechamiento de los recursos naturales que constituyen su medio de vida; coordinar con los demás organismos oficiales competentes el establecimiento de normas que contribuyan con los preceptos de la presente ley; como también promover por medio de instituciones oficiales o privadas la preparación de profesionales especializados en la administración y manejo del cóndor andino, técnicos guardafauna, guías cinegéticos, inspectores y todo otro personal necesario. Asimismo deberá organizar y mantener actualizado el registro de infractores; proponer la celebración de acuerdos internacionales e interjurisdiccionales relativos a la conservación del cóndor andino; promover y coordinar la realización de estudios e investigaciones científicas y técnicas sobre este recurso natural, con instituciones oficiales o privadas, nacionales e internacionales; y la creación y habilitación de zonas de protección, santuarios o estaciones de conservación del cóndor andino.

En los considerandos del proyecto, el legislador justicialista sostuvo que con estas medidas se aspiraba a proteger al cóndor andino, “reconocido como una de las aves voladoras más grandes del planeta con una envergadura con sus alas desplegadas de 3 metros, llegando alcanzar los 15 kilogramos de peso. Es de color negro con plumas blancas alrededor del cuello y tienen la cabeza pelada de tonalidad rojiza. Sus hábitos alimenticios se basan en la carroña y alcanza la madurez sexual alrededor de los cinco y seis años. Es monógama y cría un pichón cada dos o tres años. Pueden llegar a vivir hasta los 70 años, sin embargo, por su baja tasa de reproducción están considerados en peligro de extinción”.

Un símbolo nacional

El diputado provincial justicialista, Alfredo Gerry, destacó que “desde los comienzos de la historia argentina, el cóndor ha sido un símbolo nacional, y con mayor intensidad de nuestra provincia, debido a que se distribuyen a lo largo de la Cordillera de los Andes.
Ya ha sido declarado monumento o patrimonio natural en las provincias de Mendoza (Ley Provincial Nº 6.599), Santa Cruz (Ley Provincial Nº 2.916) y Tierra del Fuego (Ley Provincial Nº 558), no obstante todavía se realiza la caza ilegal de estas aves de manera indiscriminada en muchos puntos del país y lo que es peor aún, son perseguidas por los agricultores por supuestos ataques al ganado”.
agregó que “precisamente en el departamento Rinconada se encontraron 19 cóndores muertos por envenenamiento. La alarma la dio en febrero de este año un poblador local. Dio aviso del hallazgo de numerosos cóndores en un paraje entre la localidad de Santo Domingo y Liviara, en el departamento Rinconada.
El Ministerio de Ambiente de la Provincia corroboró el testimonio y, en el marco del Programa de Conservación Cóndor Andino (Pcca), organizó un equipo de trabajo, conformado por especialistas de la Fundación Bioandina Argentina, Ecoparque Buenos Aires e investigadores del Conicet, para investigar lo sucedido.
Autoridades de Fauna Nación y Aves Argentinas fueron convocadas para trabajar en este caso.
A casi 5 mil metros de altitud, el equipo de trabajo evaluó la distribución de los cadáveres, posicionándolos con GPS. Se verificó con lector de microchip que ninguno estuviera marcado con anterioridad. Se comprobó que algunos presentaban en sus patas un polvo sólido, de color rosado, del cual se tomaron muestras para estudios toxicológicos. Se encontraron en total 19 cóndores muertos, distribuidos en un área pequeña de no más de 3.000 metros cuadrados. A pesar del deterioro de los cadáveres, se identificaron 8 machos y 9 hembras.
En base a la coloración del plumaje, se determinaron 6 adultos, 7 subadultos y 6 juveniles”.
Entonces, puso de relieve, “el propósito de este proyecto es la protección de esta ave emblemática para evitar su extinción como así también generar conciencia sobre la importancia de las especies autóctonas y el efecto de las acciones del hombre sobre las mismas (como es la caza o la utilización de agrotóxicos)”.

 

 

 

Fuente: El Tribuno