Política

Colombres Garmendia firmó un dictamen en minoría de rechazo al pliego de un letrado

Una nueva polémica se cierne sobre la cobertura de vacantes judiciales por parte de la Legislatura.

Una nueva polémica se cierne sobre la cobertura de vacantes judiciales por parte de la Legislatura. Esta vez, el oficialismo se apresta para convertir en vocal subrogante de la Cámara de Apelaciones en lo Penal a un letrado que obtuvo, durante su etapa de estudiante de abogacía, 19 aplazos.

La situación fue advertida en la última reunión de la Comisión de Peticiones y Acuerdos por parte del macrista Alberto Colombres Garmendia. El opositor firmó un dictamen en minoría de rechazo al pliego del letrado Walter Emilio Ojeda Ávila, elevado por el gobernador Juan Manzur.

Según redactó Colombres Garmendia, el curriculum vitae adjuntado por el postulante destaca entre premios y honores un diploma de “Estudiante Destacado” otorgado por la Facultad de Derecho “acreditando la destacada carrera en esa casa de estudios al no haber reprobado ninguna asignatura durante su cursado”.

“Ahora bien, del título analítico expedido por la mencionada facultad surge que acumula 19 aplazos en su carrera”, alertó el macrista. “Este solo hecho podría ser motivo suficiente como para poner en tela de juicio la idoneidad del postulante para desempeñar un cargo de importancia como es una vocalía en la Cámara Penal. Pero lo más alarmante no son las calificaciones obtenidas; lo que realmente reviste una gravedad insalvable es el hecho de manifestar en su curriculum vitae el haber obtenido un premio como alumno destacado por no tener ningún aplazo”, añadió.

Y cerró con un relato de lo ocurrido durante la entrevista oral de los miembros de la comisión de Peticiones con el aspirante a juez: “al preguntársele al interesado sobre la contradicción entre lo manifestado en su CV y la realidad, se mostró dubitativo y no pudo dar una respuesta convincente”.

La controversia se da una semana después de que la misma comisión de Peticiones, que preside la oficialista Sandra Mendoza, diera acuerdo para la designación del ex fiscal Washington Navarro Dávila como ministro Público de la Defensa. Según había revelado el diario La Gaceta, recibió 31 aplazos mientras cursaba la carrera de abogado en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), además de haber cursado durante 11 años. Navarro Dávila obtuvo el aval en el recinto el viernes, y ayer juró en el cargo.

En caso de obtener los votos en el recinto, en una próxima sesión legislativa, el abogado Ojeda Ávila ocupará transitoriamente la vocalía en la Cámara de Apelaciones en lo Penal que había dejado vacante Liliana Vitar al jubilarse, situación que obligaba al estrado a funcionar con dos miembros, Eudoro Albo y Enrique Pedicone.

 

Fuente: La Gaceta