Sociedad

El viento y el granizo dañaron 20 casas en el sur

El paso de la tormenta dibujó un paisaje devastado: casas con techos destruidos, árboles y cables de la red eléctrica tirados en las calles y autos con sus vidrios rotos. Arcadia fue el martes a la noche epicentro de una breve pero intensa granizada, seguida de vientos huracanados y fuerte lluvia. La tormenta también se desplazó y golpeó a Alto Verde, Concepción, Gastona y localidades del departamento Simoca, pero con menos virulencia.

“Fue un fenómeno jamás visto en esta zona desde que yo tengo memoria. Las piedras que cayeron eran más grandes que un huevo y el viento parecía un tornado. Vivimos momentos de mucho pánico. El ruido fue estremecedor y, mientras los grandes rezábamos, los chicos lloraban”, relató Lisardo Saracho.

Los parajes más afectados por la tormenta fueron Finca Cornet y La Falda, ubicados hacia el oeste de la ruta 38 y en donde viven más de 4.000 personas. En estas zonas, unas 20 familias sufrieron la voladura o la destrucción de los techos de chapas de sus viviendas. Otras 100 también padecieron perjuicios, como la rotura de los tanques de agua y de vidrios de sus autos. También resultaron afectados algunos cultivos de hortalizas.

Arcadia pasó gran parte de la jornada de ayer sin suministro eléctrico. A causa de esta situación fueron suspendidas las clases en las cuatro escuelas de la zona. Al cierre de esta edición, personal de EDET, de la comuna, de los Bomberos Voluntarios de Concepción y de Defensa Civil de la provincia trabajaban sin tregua para solucionar los diversos inconvenientes que dejó la tormenta.

El fenómeno arrancó cerca de las 23. “Veíamos el partido (de River contra Gremio, por la semifinal de la Copa Liberadores) cuando de comenzó a correr un viento suave. Enseguida se escuchó sonar las chapas del techo. De golpe se lanzó esta granizada jamás vista. Una piedra del tamaño de una naranja entró por la ventana. Por suerte no le dio a nadie”, contó Eduardo Medina. “No pude hacer nada para proteger mi auto, porque todo sucedió de improviso. Ahora no puedo trabajar, porque los vidrios terminaron destrozados”, se lamentó Enrique Ignes.

El secretario de Grandes Comunas de la Secretaría del Interior, Luis Campos, acompañado por personal del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, supervisó las tareas de asistencia a los damnificados. “Afortunadamente, no hubo personas heridas, aunque los destrozos que dejó la tormenta son graves”, explicó Campos. El comisionado comunal, Julio Maturana, confirmó que al menos 20 viviendas sufrieron daños graves.

Intransitables

En Alto El puesto, Rodeo Grande e Ichipuca unas 200 familias continuaban hasta ayer aisladas a causa de la destrucción de los caminos durante las inundaciones de la zona la semana pasada. Algunos tramos de la vía que conduce a esos lugares tiene socavones de más de cinco metros de profundidad. Esto fue causado por el desborde de acequias y canales que bajan desde el cerro. Alto El Puesto posee dos caminos de acceso: uno que nace en la ruta 308 y otro en la ruta 38, a la altura de La Invernada. Los dos están intransitables.

Fuente La Gaceta

Etiquetas