Política

García Biagosch vuelve al Concejo de la Banda y recrudece la interna Jaldo-Alperovich

El ex legislador García Biagosch pidió por nota ocupar su banca como edil de la Banda del Río Salí.

La “limpieza” de alperovichistas que se produjo en la Legislatura provocó su primer coletazo institucional. Al punto que el intendente de la Banda del Río Salí, Darío Monteros, podría sufrir las consecuencias de la interna entre la dupla Juan ManzurOsvaldo Jaldo y José Alperovich.

Ocurre que el ex legislador Gregorio García Biagosch, uno de los dirigentes más cercanos al senador nacional, forma parte de la lista de cesantados por el vicegobernador Jaldo, luego del anuncio de Alperovich de competir por la Gobernación por fuera del Partido Justicialista. La nómina de 25 dirigentes alperovichistas a los que se les dio de baja en la Cämara se compone, además, por el secretario del bloque Tucumán Crece y ex intendente de Yerba Buena, Daniel Toledo; el ex secretario de Trabajo, Roberto Jiménez; y el ex interventor de la Caja Popular, Eduardo El Éter, entre otros.

García Biagosch resultó electo concejal de la Banda del Río Salí en los comicios de 2015, como primer candidato del acople Acción Regional (liderado por Juan Antonio Ruiz Olivares). Sin embargo, luego de jurar solicitó licencia a la banca y pasó a cubrir tareas en el Poder Legislativo. Luego de que el lunes se dispusiera su baja en la Cámara, el ex legislador pidió por nota volver a ocupar el escaño que le corresponde.

La novedad generó tensión en el municipio bandeño, ya que se produciría el desembarco de un alperovichista en un territorio dominado por el “jaldismo”, justo luego del quiebre en el peronismo tucumano. Como corolario, el intendente Monteros se encuentra en Estados Unidos, puesto que integra la comitiva oficial del gobernador Manzur.

García Biagosch encabezó la lista de Acción Regional y había sido secundado por uno de los hijos del intendente local, Gonzalo Monteros. Este joven es ahora vicepresidente primero del Concejo local. El regreso del ex intendente bandeño, además, obligaría a Monteros a perder una aliada en el cuerpo deliberativo, ya que Zulema Patricia Aguirre deberá dejar el lugar a su compañero de lista.

La Constitución tucumana estipula que para que la licencia caduque sólo es necesaria la finalización del trabajo que la había motivado. “La aceptación por parte de un Legislador de un empleo público nacional, provincial o municipal, deja vacante su banca de Legislador. La Legislatura podrá otorgar licencia a un Legislador para desempeñar un cargo o función en otro Poder del Estado nacional, provincial o municipal, como así también cubrir provisoriamente su banca durante el tiempo que dure su licencia, con el candidato que le suceda en su lista”, expresa el artículo 61 de la Carta Magna. Aunque menciona el caso de legisladores, se aplica también en los órganos deliberativos municipales.

Fuente: La Gaceta

Etiquetas