Policiales

El Ministerio Público exhibió las armas secuestradas tras una guerra de clanes

Un verdadero arsenal, compuesto por carabinas, pistolas y revólveres, además de gran cantidad de proyectiles, pólvora e instrumento para el armado de los mismos, fue secuestrado por orden de la Fiscalía Criminal, que conduce el fiscal Pedro Gallo, y exhibidos a los medios de prensa en la sede del Ministerio Público.

Las medidas judiciales se produjeron en el marco de la causa que inició de oficio Gallo, cuando estaba al frente de la Fiscalía XII (multidelitos), tras la aparición de un video en medios de comunicación y en redes sociales, en donde se observaba a dos personas, que pertenecerían al clan de los Toro, a tirotearse en la vía pública empuñando armas de grueso calibre. Por ese hecho se concretaron ya detenciones y secuestros, y continuó la investigación a cargo del Departamento de Criminalística de la policía de la provincia, hasta lograr nuevas detenciones y encontrar una suerte de taller clandestino para reparación de armas y una suerte de mercado de abastecimiento de proyectiles.

El Ministro Fiscal, Edmundo Jiménez, quien acompañó al fiscal actuante, destacó la labor de la Fiscalía Especializada, conducida por Gallo, para lograr este operativo. “Esto es un hecho muy importante porque estamos ante una provisión al medio o al mercado de una cantidad de balas totalmente ilegal, que nos pueden conducir a encontrar otros delitos, personas o bandas. Ahora tenemos cuatro fiscales que se dedican exclusivamente a Delitos contra la Propiedad y desde hace muy poco tiempo se vienen realizando todo tipo de allanamientos y secuestros de armas, de elementos robados y de desarmaderos”, manifestó.

Acerca de lo acontecido y las pesquisas que se realizaron en las últimas horas, lo cual provocó la detención de dos personas, el fiscal Gallo sostuvo: “la investigación del Ministerio Fiscal se inicia a raíz de una agresión con arma de fuego, ocurrida el 8 de septiembre, a raíz de una serie de videos que circularon. Esto motivó (a los pocos días) varios allanamientos, en los cuales se secuestraron armas de fuego, una de ellas de alto poder, y una pistola tipo ametralladora. Por ese motivo, hay dos personas detenidas con prisión preventiva dictadas por el juez de instrucción”.

Sobre los elementos secuestrados y exhibidos, su procedencia y conexión, el fiscal Gallo admitió: “no se encuentra debidamente acreditada la legitimidad de la tenencia de estas armas. Esto es muchísimo para lo que puede tener un usuario que se dedica a actividades de tiro o caza. El miércoles pasado se realizó una serie de nuevos allanamientos profundizando la investigación, en virtud de ello, hemos detenido a una de las personas que está involucrada y que participó en la agresión con armas de fuego, y a otro sujeto que tenía en su poder esta cantidad de armas y demás elementos que a criterio del Ministerio constituye un grave riesgo para la seguridad pública”.