Consumo

Acusa la app de mensajería que le llevó la billetera de robarle usando su tarjeta

E.M., una joven de 24 años, denunció en las últimas horas en la Comisaría Vecinal 14B de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires que fue estafada luego de utilizar la aplicación Glovo, que ofrece de entregas a domicilio a través de su servicio de cadetes en moto y bicicleta.

Hace tres semanas solicitó el envío de su billetera que se había olvidado en la casa de una amiga en el barrio porteño de Palermo.

Entre aquellas perteneencias tenía su DNI y sus tarjetas de crédito. Varios días después comprobó que alguien había realizado gastos por casi $200 mil en sus cuatro tarjetas de crédito.

Perjuicio

“Me di cuenta hoy (por ayer miércoles) cuando quise reservar un hotel y no pude porque no tenía fondos”, dijo la víctima.

En medio del desconcierto, E.M. entiende que alguien aprovechó el traslado de su billetera -el único momento en el que se desprendió de sus pertenencias, según afirma- para copiar los datos de las tarjetas y el documento de identidad.

Con esa información se efectuaron las distintas transacciones que incluyen pagos a Cablevisión, pasajes en micro y deudas de infracciones con el Gobierno de la Ciudad.

Olvido

El pasado 7 de octubre E.M. visitó por la noche el departamento de su amiga en el barrio de Palermo. Luego de estar unas horas en el lugar, volvió a su casa donde notó que no tenía su billetera: se la había olvidado en el departamento.

Ambas acordaron la devolución para el día siguiente. “Ella me envió la billetera por Glovo desde su trabajo, en la zona de Congreso, a la oficina donde yo trabajo en Palermo”, contó.

Sin embargo, durante el transcurso de ese viaje que duró aproximadamente media hora, según sus cálculos, algo sucedió.

Inmediato

“A partir de ese mismo día ya empezaron a usar mis cuatro tarjetas. Desde esa fecha hicieron todo tipo de pagos y compras”, continuó su relato E.M.

La joven recopiló y revisó sus boletas y resúmenes de cuenta. Y se sorprendió: encontró pagos de infracciones al Gobierno de la Ciudad, cobros por servicios de cable y telefonía, y liquidaciones de facturas de luz y gas. En total, con sus datos tramitaron operaciones por $198.743.

“También hay compras en Frávega y Starbucks, y hasta sacaron pasajes en Crucero del Norte (empresa de micros de larga distancia) para ir a Paraguay, entre otras cosas. Tengo gastos por 37 mil pesos en una tarjeta, por 30 mil en otra”, detalló con indignación.

Dato útil

Hay un dato más que puede ser útil para dar con el responsable: además de los destinos de los pasajes comprados y la titularidad de las multas abonadas, entre los gastos figuran entradas para un cine de la localidad bonaerense de Morón.

“De mi amiga no voy a desconfiar. La conozco”, aclaró E.M. Sus principales sospechas apuntan al encargado de realizar el delivery, el mensajero de Glovo cuyo contacto quedó registrado en la aplicación.

“Ella me mandó la billetera envuelta en un sobre de papel madera cerrado con cinta -un paquete que no estaba roto, señaló-. En ese momento ni pensaba que me iba a pasar esto, pero claramente abrieron el paquete”, sostuvo.

Sin novedades

La chica buscó primero respuestas en la empresa de micros.

Llamó a Crucero del Norte, pero no le quisieron brindar información. A la par hizo el reclamo correspondiente a Glovo. Aún no tuvo novedades.

Sin perder tiempo E.M. radicó la denuncia en la Comisaría Vecinal 14 B de Palermo. La causa por “estafas y otras defraudaciones” recayó en la Fiscalía Criminal y Correccional N° 51, a cargo de Daniel Bellomo.

FUENTE: Infobae