Sociedad

Ya no habrá largas colas para comprar órdenes en el Subsidio de Salud

Las largas filas que los afiliados al Subsidio de Salud realizan para comprar órdenes pronto quedarán en el pasado, anticiparon voceros del Instituto de Prevision y Seguridad Social de Tucumán (Ipsst).

A instancias del nuevo sistema de identificación de beneficiarios que implementó el organismo, desde el 1 de noviembre comenzó a utilizarse el CUIL (Código único de identificación laboral) como sistema de identificación de los afiliados, en reemplazo del número de afiliado que se empleaba con el sistema tradicional.

El interventor del Subsidio de Salud, Fernando Avellaneda, explicó que la decisión busca “facilitarle a nuestros beneficiarios los trámites que tengan que hacer”.

En pocos días

“La idea es que los afiliados puedan ir directamente al médico, sin tener que pasar por casa central o filiales a comprar la orden de consulta”, remarcó Avellaneda en una entrevista.

El funcionario explicó que el beneficio comenzará a aplicarse entre fines de diciembre y principio de enero.

El Subsidio de Salud cuenta con 325.000 beneficiarios y 152.000 aportantes, de los cuales 45.000 son jubilados, destacó Avellaneda.

Para poder avanzar con los trámites “en línea” fue necesario que se modificara la base de beneficiarios. “De esta manera si el paciente no recuerda el numero de beneficiario, con el CUIL también podrá ser identificado”, añadió el funcionario.

Etapa transitoria

El Instituto aclaró que los afiliados a la obra social podrán usar de forma transitoria ambos códigos (CUIL y número de afiliado), sin tener que realizar ningún trámite.

Mientras que los beneficiarios que ingresen a la obra social a partir de noviembre utilizarán únicamente el CUIL.

Avellaneda recordó que cada afiliado tiene permitido hasta dos órdenes de consulta por mes, y tres órdenes para los mayores de 65 años.

En caso de que necesite más, la persona debe ir al Subsidio para efectuar una auditoría médica que determinará si le autorizan la emisión de las órdenes solicitadas.

 

FUENTE: La Gaceta