Política

Dos profesoras universitarias desmienten a un candidato a juez interino

Dos académicas pusieron en duda la segunda versión que dio el abogado Walter Ojeda Ávila acerca del premio incluido en el currículum que presentó a la comisión de Peticiones y Acuerdos de la Legislatura, que ya dictaminó que el profesional escogido por el gobernador Juan Manzur es apto para ejercer como camarista subrogante de Apelaciones en lo Penal de Instrucción.

En consultas separadas, las profesoras Luciana Díaz y Claudia López descartaron que la cátedra de Derecho Internacional Público de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) haya distinguido a alumnos por no reprobar pruebas.

Además, exigieron a Ojeda Ávila que exhiba el certificado que, según dijo, recibió en una cena de camaradería. Originalmente, el futuro juez precario indicó que había sido premiado como alumno destacado por no reprobar materias en la Facultad, pese a que en su certificado constan 19 aplazos.

Carreras

Tanto Díaz como López enseñaban Derecho Internacional Público a finales de los 90, cuando Ojeda Ávila cursó la asignatura, pero sólo la primera sigue haciéndolo en el presente como profesora asociada (López, que es jueza de Familia de esta capital, ejerce la docencia en la materia Derechos Humanos).

En ese momento, el profesor titular de la cátedra era Jorge Torres, quien no pudo ser contactado.

Ambas académicas refirieron que en Internacional Público sólo tenían la costumbre de reconocer a estudiantes que hayan colaborado o participado en actividades de extensión de la materia, como cursos, congresos y talleres, o bien a aquellos que trabajaron en el Instituto para la Integración y el Desarrollo Latinoamericano (Idela).

Cenas sin premios

“Hacíamos cenas con los alumnos, pero nunca les otorgamos un diploma por no haber desaprobado. Eso no tiene sentido lógico: ¿cómo puede ser que no haber desaprobado implique un premio si ese es el deber básico de todo alumno?”, manifestó Díaz.

Y enfatizó: “si hubiésemos concedido un premio así, yo habría tenido conocimiento de eso porque estoy en la cátedra desde 1976. Bueno, si existe tal cosa, que la exhiba”.

Díaz recordó que daban menciones a quienes participaban de un concurso con la American University de Estados Unidos.

“En este caso está en juego algo tan importante como un cargo de camarista: el abogado designado no puede limitarse a afirmar que tiene tales o cuales antecedentes, sino que debe respaldarlos con comprobantes válidos”, opinó.

Y reiteró que dar un premio por no reprobar materias era absurdo.

“Mientras estuve en la cátedra jamás firmé una distinción en favor de un alumno que no reprobó pruebas. Es necesario que Ojeda Ávila muestre ese instrumento”, expresó Claudia López.

En la denuncia penal que presentó contra el postulante por la supuesta falsificación de su currículum oficial, el letrado y peronista disidente Oscar López manifestó por su cuenta que era obvio que tal premio no existía, como podían atestiguar miles de egresados de Derecho.

 

FUENTE: La Gaceta