Política

Cuestionaron su designación pero como camarista provisorio podría cobrar $150 mil por mes

Esto si la Legislatura presta acuerdo a la designación cuestionada por inconsistencias en los antecedentes del abogado Walter Ojeda Ávila,

El cargo para el que el gobernador Juan Manzur propuso a Walter Ojeda Ávila en forma interina pertenece al tribunal con mayor poder en el control del proceso penal en vigor y del que existirá cuando comiencen a regir las reglas sancionadas en 2016. Si la Legislatura presta acuerdo a la designación cuestionada por inconsistencias en los antecedentes, el abogado Ojeda Ávila percibirá un sueldo mensual de unos $ 150.000: tendrá todos los privilegios de un juez de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción, menos la estabilidad en el cargo, que es una de las condiciones que garantizan la independencia, según la Constitución Nacional.

El diseño de la Cámara de Apelaciones fue una de las primeras leyes promulgadadas por el Gobierno de José Alperovich. Gracias a esa reforma de 2003, tres camaristas pasaron a revisar todas las investigaciones penales. De la integración original sólo queda Eudoro Albo puesto que en el camino se jubilaron con el beneficio del 82% móvil las juezas Elva Graciela Jiménez, hermana del ex ministro alperovichista y actual jefe de los fiscales, Edmundo Jiménez, y Liliana Vitar, esposa del flamante ministro público de la Defensa, Washington Navarro Dávila. En junio de 2015, el ex legislador e intendente peronista Enrique Pedicone ocupó el despacho de Jiménez, previo concurso y gracias a una designación de Alperovich, que descartó a Juan Carlos Nacul y a Gustavo Romagnoli. Si bien Ojeda Ávila quedó afuera de la terna por una diferencia mínima de puntos, su participación en el proceso le permitió este año ingresar al listado de aspirantes a camarista precario de Apelaciones elaborado por el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) para cubrir de manera provisoria la vocalía de Vitar.

A comienzos del año pasado, el oficialismo sancionó la ley que habilita al Gobernador a nombrar jueces subrogantes a partir de las nóminas de concursantes del CAM. no hizo uso de esa potestad hasta el mes pasado, cuando convirtió al funcionario judicial Víctor Raúl Carlos en juez interino en lo Civil y Comercial N°7 de esta capital. Luego, escogió al abogado Ojeda Ávila para la Cámara de Apelaciones, órgano que se transformará en Tribunal de Impugnación cuando empiece a regir el Código Procesal Penal sancionado en 2016. A partir de entonces, Albo, Pedicone y, eventualmente, Ojeda Ávila revisarán también las sentencias emanadas de juicios orales, función que en el presente cumple la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. El futuro reemplazante transitorio de Vitar, que compite en el CAM para ser camarista titular de Apelaciones, durará dos años en la vocalía prorrogables por 12 meses más o hasta que esta sea cubierta en forma definitiva.

 Fuente La Gaceta