Política

En sólo 2 meses el Centro Judicial de Concepción recibió 247 casos

Y en solo el 7% de estos, es decir, alrededor de 17, se pudo individualizar a sus autores. Para el ministro Fiscal Edmundo Jiménez, la cantidad de hechos y el pobre resultado de las investigaciones “son inadmisibles”. “No se puede tener los niveles de inseguridad en ciudades y pueblos tan chicos como los de la jurisdicción de los tribunales de Concepción. Son poblaciones totalmente controlables”, observó.

Jiménez estuvo ayer en esa ciudad para inaugurar en el subsuelo del Centro Judicial local una Oficina de Denuncias del Ministerio Público Fiscal. La dependencia se habilitó en el marco de un plan que apunta a brindar mayor seguridad a las comunidades del sur tucumano. Aquí, la gente puede denunciar directamente los delitos de los que fue víctima, si no lo hace en las comisarías.

La oficina, además de tomar la denuncia, está facultada para adoptar las primeras medidas del caso y elevar la causa a la fiscalía de turno a fin de que la investigue. Las víctimas serán orientadas sobre los caminos a seguir en el proceso judicial. Hoy, en el Centro Judicial de Monteros se habilitará una dependencia similar.

“Es un sistema que opera con la asistencia primaria a la víctima y la orienta y asesora sobre todo lo que necesita. En la capital, en donde ya funciona, está dando muy buenos resultados”, insistió Jiménez.

El funcionario judicial subrayó que no se individualizan a los autores en muchos los delitos. Y advirtió que esta realidad obliga al Ministerio Público a trabajar con la Policía en un “plan de persecución al delincuente hasta llevarlo preso”. “Los niveles de delitos son preocupantes y hay que actuar rápido y fuerte a fin de evitar que esto empeore” añadió.

El Ministro Fiscal advirtió un repunte de la delincuencia en el sur tucumano. “Me reuní con fiscales y jueces para que en una labor mancomunada nos faciliten las medidas judiciales que se necesitan en las investigaciones. Hasta ahora, la respuesta de la Policía y los jueces ha sido satisfactoria y los resultados han sido muy buenos”, apuntó Jiménez. Así, en el plan de seguridad, se practicaron 30 allanamientos en Concepción y comunidades aledañas en una semana, con más de 10 aprehensiones, incautación de armas, drogas, celulares y dinero.

“Mejorar la seguridad no es un tema a superar de un día para otro. Y en ese sentido, la gente tiene que colaborar también acercando denuncias que nos pueden ayudar a la individualización del delincuente”, dijo el representante del ministerio público.

Una víctima

Jiménez, en su visita a Concepción, mantuvo una reunión con los fiscales de los tribunales locales, conversó con la prensa y luego se trasladó hasta el domicilio del artista fotógrafo Mario Argañaraz. El fin de semana pasado, el hombre fue víctima de un robo. Desconocidos ingresaron a su estudio de fotografía y, luego de abrir un boquete en el techo de chapa y el cielorraso del inmueble, se alzaron con una cámara fotográfica, una computadora, un disco rígido externo con un valioso archivo de trabajos fotográficos de décadas.

Argañaraz le contó a Jiménez que en la cuadra en que vive, en calle Francia al 1.500, en una semana tres vecinos fueron víctimas de robos. “Lo que me repitió el ministro Fiscal es que este nivel de inseguridad es inadmisible en una ciudad que no es muy grande. Y me comentó que en estos días se trabaja para dar con sus autores”, contó Argañaraz.

Fuente La Gaceta