Política

Según Ojeda Ávila se había sacado 10 en la tesis que reprobó

Walter Ojeda Ávila, aspirante a juez subrogante de la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Instrucción, no sólo declaró a la Legislatura que era magíster en Criminología y Sociología Jurídica-Penal de la Universidad de Barcelona, sino que también informó que se había sacado un 10 en la tesis final, pese a que no consiguió el título de posgrado porque reprobó el trabajo de fin de curso, según habían confirmado autoridades de la institución española y de la Universidad Nacional de Mar del Plata.

La máxima calificación consta en el currículum que el candidato a juez interino presentó en la comisión de Peticiones y Acuerdos. El legislador Alberto Colombres Garmendia (PRO) confirmó la nota este martes luego de cotejar de nuevo los papeles en la Legislatura y a propósito de la publicación de los datos relativos al alumno Ojeda Ávila que proporcionaron las universidades organizadoras del programa de posgrado.

El aspirante a camarista precario escogido por el gobernador Juan Manzur suprimió la calificación de la maestría en el currículo rectificado que entregó el miércoles pasado, después de admitir que se equivocó al declarar que la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán le había dado un premio por “no reprobar materias” de Abogacía cuando su certificado analítico contenía 19 aplazos. “Maestría en Criminológica (sic) y Sociología Jurídica-Penal, Universidad de Barcelona, habiendo presentado y defendido la tesis; director de tesis Mg. Nadina Captie”, dice el capítulo “Títulos y carreras de posgrado” del CV que Ojeda Ávila envió al diario.

La discrepancia entre las versiones fue advertida personalmente por el legislador Colombres Garmendia, en presencia de personal de la comisión de Peticiones y Acuerdos que preside la legisladora oficialista Sandra Mendoza. Antes de ello, el legislador Eudoro Aráoz (UCR) había intentado acceder a los antecedentes de Ojeda Ávila, pero Mendoza le contestó que debía chequear el CV en la Dirección de Comisiones y le advirtió que no podría llevarse copias. “Le informo que en resguardo de los datos personales de los postulados, la comisión de Peticiones y Acuerdos tiene por norma no entregar fotocopias ni permitir el registro fotográfico de la información que consta en los respectivos legajos”, manifestó la legisladora oficialista a Aráoz por medio de una nota del 5 de noviembre.

Las universidades implicadas en el posgrado desconocieron el título esgrimido por el abogado tucumano. “Según me informa el profesor Gabriel Bombini (Universidad Nacional de Mar del Plata), el estudiante Ojeda Ávila presentó su tesis, pero no fue aprobada por el tribunal respectivo, en un acto que tuvo lugar en agosto de 2017”, expresó Iñaki Rivera Beiras, director del Máster Oficial en Criminología, Política Criminal y Sociología Jurídico Penal de la Universidad de Barcelona. Vía correo electrónico, Rivera Beiras explicó que el abogado tucumano cursó una edición del programa organizada en conjunto con la institución educativa marplatense. La web de la Universidad de Barcelona indica que el trabajo final forma parte del plan de estudios de la maestría (ub.edu). En un mensaje posterior, el académico y juez Bombini confirmó la información que había proporcionado Rivera Beiras, y añadió que la documentación relativa al desempeño de Ojeda Ávila estaba a disposición en la Universidad Nacional de Mar del Plata, y que la Legislatura de Tucumán, o cualquier otra institución o interesado podía requerirla para su “comprobación”.

Luego de las publicaciones, el letrado se negó a atender los llamados de este diario.

El postulante está en condiciones de ser juez subrogante porque la mayoría de la comisión de Peticiones y Acuerdos de la Legislatura aconsejó al pleno que apruebe la designación del Poder Ejecutivo.  Los oficialistas Mendoza (presidenta de la comisión), Daniel Herrera, Marcelo Caponio, Sara Assán y Zacarías Khoder consideraron que Ojeda Ávila es apto para impartir justicia. El amayista Silvio Bellomio, que originalmente había dicho que apoyaba a la mayoría, tomó distancia el lunes y anticipó que es su intención votar en contra del nombramiento. En minoría, Colombres Garmendia dictaminó que los errores detectados eran “insalvables” y que el postulante no puede ser juez. Él y otros ocho legisladores solicitaron a Manzur que retire el pliego. “No se iguale con quien hace de la mentira una moneda corriente”, expresaron José María Canelada, Rubén Chebaia, Eudoro Aráoz, Luis Brodersen, Claudio Viña, Colombres Garmendia, Luis González, Alfredo Toscano y Adela Estofán de Terraf.

La primera anomalía quedó a la vista hace una semana, en la audiencia con la comisión de Peticiones y Acuerdos, cuando Colombres Garmendia preguntó a Ojeda Ávila cómo era posible que declarara que había recibido un premio por no reprobar materias en la carrera de Abogacía si su certificado analítico contenía 19 aplazos. “Se mostró dubitativo y no pudo dar una respuesta convincente”, expresó el opositor. Al día siguiente, el futuro juez interino dijo que había cometido un error al presentar una copia desactualizada de su currículo y rectificó que había recibido el galardón “por no reprobar pruebas” de la asignatura Derecho Internacional Público. Esa segunda versión fue desmentida por dos académicas, Luciana Díaz y Claudia López, que por separado descartaron que existiese una distinción de ese tipo en la época en la que Ojeda Ávila cursó la materia y le exigieron la exhibición del diploma. El domingo, por último, este diario ventiló que el aspirante se presentaba en el currículum como integrante de una comisión especial legislativa que funcionó entre 2013 y 2016 cuando en los registros oficiales sólo figuraba como ponente en una audiencia pública.

Fuente La Gaceta