País

Conmoción en Las Termas: mataron a golpes a su bebé de dos años

Un inexplicable hecho conmociona a los santiagueños y en especial a la comunidad de Las Termas. Una niña de dos años y cinco meses -identificada como Tatiana Córdoba- murió tras ser salvajemente agredida por sus propios padres que ya fueron detenidos.

La pequeña arribó con importantes heridas al Hospital Zonal y de urgencia fue derivada al Cepsi, donde llegó sin vida. Por el fallecimiento de la pequeña, la Fiscalía de turno ordenó la aprehensión de sus padres: Beatriz Bulacio (22) y Luis Fernando Córdoba (22), un boxeador aficionado de la zona.

La brutalidad de los padres generó gran estupor en sus familiares, quienes recibieron ayer el cadáver de la pequeña, luego de ser sometida a la autopsia.

Con los ojos llenos de lágrimas, consternado y con mucho dolor, el abuelo paterno de Tatiana -Carlos Córdoba, trabajador gastronómico, en su juventud se dedicó al boxeo- trataba de reponerse y sacar fuerzas ante el féretro de su nieta.

La tristeza, el dolor y la impotencia reinaban en una precaria vivienda de Villa Balnearia, y el llanto de todos se desató cuando los restos de la menor ingresaron a la casa, minutos después de las 15.30 de ayer.

Mientras el resto de la familia se acercaba al cajón para despedir a la pequeña, Carlos en un extremo del patio exclamó: “Mi nuera era una persona mala, cuando se juntó con mi hijo vivían en casa, luego hicieron su casita cerca, pero luego se alejó”.

Con lágrimas en los ojos, atravesado por el dolor que commueve su ser, Carlos continúo diciendo: “Siempre le hacía problemas a mi hijo y él se desquitaba conmigo. La verdad que no entiendo cuál fue el motivo de tanta violencia sobre un angelito indefenso”.

Según cuenta el trabajador gastronómico “siempre le pegaban a Tatiana, lamentablemente se les fue la mano. Espero que pronto se sepa la verdad y que paguen por lo que hicieron y se haga justicia”.

“Ella (por su nuera) disfrutaba de las peleas que había entre nosotros (haciendo referencia a padre e hijo) se escondía cuando mi hijo llegaba a la casa. La tarde noche del martes tuve un mal presentimiento, algo parecido cuando falleció mi padre, vi una luz blanca con un círculo y le dije a mi señora algo malo pasará en la familia”, relata mientras cubre su cara con las manos.

“Lo que hicieron no tiene nombre, ella (por su nuera) estaba muy molesta porque Luis dentro de poco tiempo iba a viajar a Mar del Plata para trabajar y seguir entrenando para llegar a ser profesional el año que viene”, explicó.

El hombre tiene a su cargo al hermanito más grande de Tatiana. “Yo lo estoy criando, él tiene 4 años; tiene un retraso madurativo y ahora me haré cargo de una hermanita de 3 años también”, expresó y se quebró en llanto.

Fuente El Liberal

Etiquetas