Política

La justicia tucumana coincide en que es necesaria la modernización

El mensaje de Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, no es novedoso para ningún juez, según Daniel Posse, presidente de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. “Son referencias que él ya viene haciendo desde que llegó al cargo. Hoy (por ayer) hizo un repaso con una dosis de mirada interna y autocrítica. Coincidimos en la idea de la modernización de la Justicia, con la incorporación de herramientas informáticas y del expediente digital”, dijo Posse por teléfono desde la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y antes de volar hacia Tucumán. Además de él, asistieron al acto de apertura del año judicial los vocales Antonio Gandur y Claudia Sbdar.

Posse destacó la reivindicación que Lorenzetti hizo de la Justicia de Paz, ámbito que, según su opinión, conviene recuperar. “Me interesa mucho este tema por la posibilidad de dar solución a las causas sencillas. Tiene que haber respuestas más creativas y no tan atadas a la formalidad para que podamos descomprimir en serio a los Tribunales. Pero siempre chocamos contra la cuestión presupuestaria”, manifestó. El presidente de la Corte local observó que Lorenzetti había llamado la atención a los otros poderes del Estado por la falta de presupuesto, de apoyo y de nombramientos de magistrados. “Es una realidad común en los poderes judiciales del país”, dijo.

Gandur comentó que en el acto institucional de este martes se habían sentado bases importantes respecto de asuntos que no admitían más demora. “Tenemos las mismas aspiraciones que la Corte de la Nación”, opinó por su parte.

Sbdar manifestó que el de Lorenzetti había sido un planteo serio e interesante en cuanto abría la puerta a una transformación sustancial. “Se hicieron modificaciones relevantes en los últimos diez años, pero existen cuestiones estructurales pendientes. Hay que dejar de lado la tendencia a discutir sobre las discusiones y hacer los cambios, es decir, ser más ejecutivos”, expresó. Y agregó que había que analizar el tema de la autarquía del Poder Judicial en orden a incrementar su independencia, además de fortalecer la rápida cobertura de las vacantes.

Aunque no pudo ser testigo del acto de apertura del año judicial, Ernesto Wayarvaloró positivamente el mensaje de Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y que este haya instado a tomar las decisiones que los Tribunales precisan. “Creo que la autocrítica era necesaria y que su exposición pública puede ser un punto de partida en pos de lograr los cambios que el Poder Judicial demanda para cumplir las funciones constitucionales que le corresponden”, manifestó Wayar, vocal de la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán. En representación de este tribunal viajó la camarista Marina Cossio (no pudo ser ubicada ayer).

Wayar dijo que nadie podía cuestionar que era imperioso agilizar el proceso judicial para evitar dilaciones que restan justicia a los pronunciamientos tardíos. “No sólo hay que cambiar los códigos de procedimiento sino también la actitud de los jueces para evitar demoras innecesarias”, reflexionó el juez en una conversación telefónica. Y añadió que las cuestiones prácticas de la atención, como los horarios de funcionamiento y la organización de las ferias, debían ser consensuadas con los letrados, a quienes el asunto incumbía de manera directa. “Veremos a qué conclusiones llegan las comisiones que convocó la Corte de la Nación. En definitiva, la autocrítica era necesaria y hay que reformar al Poder Judicial”, insistió.

Fuente: La Gaceta